Parecía impensable pero es absolutamente necesario para sobrevivir. Stellantis ha empezado a fabricar coches chinos en Europa

Parecía impensable pero es absolutamente necesario para sobrevivir. Stellantis ha empezado a fabricar coches chinos en Europa
12 comentarios
HOY SE HABLA DE

Si no puedes con el enemigo, únete a él. Stellantis sigue dando pasos para que la llegada de los coches eléctricos desde China le afecte lo menos posible. Y el último es notable: ya está fabricando en Europa coches chinos gracias a su alianza con Leapmotor.

Con este matrimonio euroasiático Stelantis ya llevaba la delantera, pero poniendo en marcha la producción con Leapmotor en una de sus plantas europeas ha pisado aún más el acelerador. Todo con el trasfondo de la guerra comercial entre China y Europa y la amenaza de aranceles a los coches chinos importados desde la República Popular. Aranceles que salvarán estos modelos concebidos por Stellantis en el Viejo Continente.

Coches eléctricos y componentes: Stellantis copia a BYD en su planta de Polonia

En la empresa conjunta entre Stellantis y la china Leapmotor, la delantera la lleva el grupo ítalo-galo, con una participación del 51 %. El acuerdo da derechos exclusivos al conglomerado de fabricar, exportar y vender los modelos eléctricos de esta firma fuera de China, con Europa como epicentro.

La fabricación del primer coche eléctrico de esta joint venture ya ha comenzado en la planta polaca de Tychy, según analistas de Jefferies en base a fuentes de Leapmotor. Allí también se fabrica por ejemplo el Alfa Romeo Junior, que ha tenido que cambiar la denominación por su batalla con Italia. Muchos frentes tiene abiertos Stellantis.

Y es que a Stellantis que una marca china fabrique en Europa no le parece la mejor de las ideas a menos de que lleve su estampa, claro. Prueba de ello es que Carlos Tavares amenazó no hace mucho con cerrar sus plantas en Italia si el gobierno daba luz verde a que Chery levante allí su fábrica europea. De todas formas, parece que España ha tomado la delantera en esta puja.

Fábrica de Tychy (Polonia)

Volviendo a Tychy y la alianza entre Stellantis y Leapmotor, el primer coche al que se dará salida en esta planta será el urbano eléctrico Leapmotor T03. Varias unidades de este modelo salieron de las líneas de producción la semana pasada. Y está previsto que su producción en masa comience en septiembre. En esta planta también se concebirá el SUV A12, que empezará a ensamblarse en el primer trimestre de 2025.

Y no sólo coches: ya están adecuando Tychy para la producción de componentes para estos modelos eléctricos, lo que ya había adelantado Tavares a principios de mes. "Llegas a la conclusión de que lo que has subcontratado, puedes hacerlo internamente". Stellantis sigue el modelo de la china BYD de integración vertical en los procesos de fabricación.

El Leapmotor T03 empezará a comercializarse a finales de año en nueve mercados europeos, entre los que se encuentra España junto a Alemania, Francia e Italia.

Citroën ë-C3 2024

Coches eléctricos baratos, pero rentables. La elección de Tychy tiene como razón principal el ahorro de costes: fabricar en la planta polaca es más barato que otras en las que opera Stellantis, como por ejemplo las italianas.

Según el mencionado analista, el coste de fabricación de cada coche en esta planta oscila entre los 400 y 500 euros, similar a lo que cuesta en China. A esto se añade que al no importarse a Europa desde China, no estarán gravados con aranceles, ya sea con los actuales del 10 % o los nuevos que plantean desde Europa para competir en mayor igualdad con las marcas chinas.

Concebir coches eléctricos baratos es la prioridad número uno para Stellantis, pero también que le sea rentable hacerlo. Las marcas que no lo consigan “estarán en problemas muy, muy pronto", advirtió Tavares. Con este movimiento va bien encaminado a esta máxima, aunque está por ver cómo se venden los eléctricos de Leapmotor.

Este T03 rondará entre los 20.000 y los 26.000 euros según mercado: es un urbano de 3,6 m con motor de 109 CV (80 kW) y batería de 36 kWh, que promete una autonomía de 280 km. Eso pone el enemigo en casa al Citroën ë-C3, el primer eléctrico asequible lanzado por Stellantis con similar potencia y precio que este modelo chino. También estará en la liza el nuevo Fiat Panda, que prometen estará en los 18.000 o 20.000 euros.

Temas