Si quieres el coche de un famoso, prepara la cartera. El Ford Escort de Lady Di por casi un millón y otras locuras desorbitadas

Si quieres el coche de un famoso, prepara la cartera. El Ford Escort de Lady Di por casi un millón y otras locuras desorbitadas
1 comentario

Son muchos los motivos que hacen que un coche baje o suba de precio cuando cambia de manos. Si hablamos de modelos especiales y subastas, las razones se multiplican y una de ellas es que hayan pertenecido a algún famoso.

En función de quién haya sido su dueño anterior, un coche puede añadir varios ceros a su precio, como el Ford Escort RS Turbo de la Princesa Diana, que se ha vendido por 722.500 libras, 844.00 euros al cambio actual.

Su valor se dispara

Ford Escort Rs Turbo Lady Di 1

La pregunta es ¿cuánto se puede llegar a pagar de más por el coche de un famoso? Aunque cada coche y cada comprador son un mundo, el caso del Ford de la Princesa de Gales es perfecto para responder a esa cuestión.

Según las estimaciones de la compañía británica Hagerty, especializada en seguros de clásicos, un Ford Escort RS Turbo S1 de 1985 como el de Diana y en el mismo estado (impoluto y con pocos kilómetros) tiene un precio medio de 35.400 libras en el mercado de segunda mano, es decir, unos 41.400 euros al cambio.

La casa de subastas Silverstone acaba de vender la unidad que perteneció a Lady Di por 844.000 euros. Eso significa que ha tenido un sobreprecio de más de 800.000 euros. Según Hagerty, es un 2062% más de su valor medio.

Ford Escort Rs Turbo Lady Di 4

Simplemente por el hecho de que lo estrenó la difunta Diana de Gales y lo estuvo conduciendo (a menudo también su chófer) entre 1985 y 1988. Porque está claro que sus 40.170 km y que parezca recién salido del concesionario no justifican semejante diferencia.

Ni siquiera el mayor amante que exista de este divertido compacto deportivo pagaría ese sobreprecio. Y eso que en Inglaterra tiene muchos seguidores, no en vano, fue apodado "el deportivo del pueblo", un título similar al de la Princesa de Gales, llamada "la princesa del pueblo".

Tampoco lo justifica que este Escort RS Turbo Serie 1 sea el único que salió de fábrica pintado de color negro. El resto fueron blancos, pero la Casa Real británica solicitó que la unidad de Diana fuese negra por cuestiones de discreción y seguridad.

Ford Escort Rs Turbo Lady Di 6

Pero el caso del Ford Escort RS Turbo de la Princesa de Gales no es el único. Sin ir más lejos, hace unos días se vendió el Nissan Skyline GT-R R34 V-Spec II que perteneció al actor Paul Walker por 580.000 dólares, unos 578.000 euros al cambio actual.

En los últimos años, los GT-R R34 han disparado su precio, pero ninguno llega a ese nivel. Sin embargo, este caso llama la atención porque su nuevo dueño lo ha comprado “barato”, puesto que la misma unidad se subastó en 2014 por 750.000 euros y en 2016 llegó al millón de euros.

Entre los casos más destacados también está el Ferrari F50 de Myke Tyson, vendido por 2,64 millones de dólares en 2017. Cinco años después, el F50 suele venderse por cifras más elevadas, pero en ese momento el de Tyson fue uno de los más caros por haber pertenecido al boxeador.

Si echamos la vista más atrás, hay multitud de ejemplos. Uno de ellos es el Ford GT40 Gulf con número de serie P/1074 que perteneció al actor Steve McQueen y se usó en la película 'Las 24 Horas de Le Mans', en 1970.

Ford Mustang Bullit
Ford Mustang Bullit original

De acuerdo, cualquier GT40 tiene un precio estratosférico, pero el de McQueen se llevó la palma tras adjudicarse por 11 millones de dólares en 2012, cuando las cifras no eran tan altas como ahora.

Otro Ford de Steve McQueen batió récords en 2020. En este caso el Mustang de la película Bullit, que se convirtió en el Mustang más caro de la historia al subastarse por 3,4 millones de dólares. En cualquier caso, esa cifra no es nada comparada con los 10 millones de euros del Duesenberg SSJ de 1935 de Gary Cooper.

Queda claro que lo que algunos están dispuestos a pagar de más por el coche de un famoso depende de lo ilustre que haya sido ese personaje. Por supuesto, también de lo abultada que sea la cuenta corriente del comprador.

En cualquier caso, hay algunos famosos que son un valor seguro a la hora de vender sus coches por más dinero de lo habitual. Hagerty ha hecho una lista con el Top10 de famosos que multiplican el valor de un coche. La clasificación se ha llevado a cabo teniendo en cuenta famosos de los que se han vendido al menos ocho de sus coches.

James Bond, a pesar de ser un personaje ficticio, es el primero de la lista. Los coches del agente 007 son, de media, un 449% más caros respecto a su precio medio. En la tabla también aparecen nombres como Paul Walker, Elvis Presley, Steve McQueen, Elton John o la Reina de Inglaterra.

Temas
Inicio