Compartir
Publicidad

El Ford GT40 que acabó con la hegemonía de Ferrari en Le Mans podría subastarse por 10,7 millones de euros

El Ford GT40 que acabó con la hegemonía de Ferrari en Le Mans podría subastarse por 10,7 millones de euros
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este Ford GT40 MKII restaurado que tienes ante ti, es el mismo que consiguió cruzar la meta tercero en las 24 Horas de Le Mans de 1966. Concebido bajo el conocido chasis 1016, no fue la unidad que consiguió el primer puesto en la famosa carrera de resistencia hace más de medio siglo, pero podría convertirse en el GT40 más caro jamás subastado.

RM Sotheby será quien saque a subasta esta mítica unidad del Ford GT40. Será en Monterey (California), entre el 24 y el 25 de agosto. Sin duda, el modelo de óvalo será la joya de la corona del evento, aunque sólo sea por el precio estimado que se venderá: RM Sotheby estima que el mazo caerá entre los nueve y los doce millones de dólares, que al cambio actual se traducen en 7,03 y 10,3 millones de euros respectivamente.

Poniendo punto y final al reinado de Ferrari en Le Mans

Ford GT40 MkII, a subasta por 10,3 millones de euros

Efectivamente, si quieres hacerte con los servicios de este Ford GT40 tendrás que tener una cuenta bancaria con muchos ceros. Su elevado precio responde tanto a su historia como a su impronta, sobre la que se ha realizado una concienzuda restauración y que nos hace viajar a 1966.

"Este Ford ha sido restaurado cuidando todos los detalles de modelo de competición, lo que será vital para la decisión de cualquier comprador. No todos los coches pueden presumir de ser históricos, pero el GT40 siempre será recordado como uno de los pocos Ford que consiguió batir a un Ferrari", exponen desde RM Sotheby.

Ford GT40 MkII, a subasta por 10,3 millones de euros

Y es que el Ford GT40 puso fin al reinado de los 'cavallinos' en Le Mans que, desde 1960 y hasta 1965, habían logrado la victoria de forma consecutiva. Pero llegó el Ford GT40 MKII y se impuso a Ferrari tras seis años de hegemonia. Y aquella primera victoria no fue la única, ya que el GT40 volvería a subirse a lo más alto del podio desde 1966 hasta 1969.

No obstante, el protagonista de esta historia no es aquel que cruzó la meta primero, con Bruce McLaren y Chris Amon a sus mandos, si no el tercero en hacerlo, justo por detrás del otro Ford GT40 en discordia, el conducido por Ken Miles y Denny Hulme. El modelo de Ford arrasó aquel año copando las tres primeras posiciones del podio.

El Ford GT40 más caro jamás subastado

Ford GT40 MkII, a subasta por 10,3 millones de euros

Con un corazón V8 de 7.0 litros y 485 CV, no todo en el camino del Ford GT40 MKII fueron rosas, de hecho, tuvo que retirarse de las 24 Horas de Daytona de 1966 por un problema en el cambio. Justo antes de la cita en Francia donde acabaría por inmortalizar su nombre en la historia de la competición.

Más allá de aquel mítico tercer puesto, este Ford GT40 ganaba el premio el público en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach en 2003. Fue antes de esta profunda restauración a la que le han sometido. Desde entonces, esta unidad ha estado de forma esporádica en algunas carreras clásicas y pronto tendrá un nuevo dueño.

Su precio estimado le convertiría en uno de los modelos de competición más caros jamás subastados, superando los seis millones de euros por los que se vendió el Ferrari F2001 de Michael Schumacher. Por ese mismo precio, un prototipo del propio Ford GT40 fue subastado hace cuatro años, cifra que se queda lejos de la estimada para esta unidad del prototipo americano.

Foto | RM Sotheby

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos