Compartir
Publicidad
Publicidad

El BMW M5 se disfraza de M Performance para el SEMA: ¡fibra de carbono por doquier!

El BMW M5 se disfraza de M Performance para el SEMA: ¡fibra de carbono por doquier!
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Presentado hace ya unos meses, el nuevo BMW M5 llegará a nuestro mercado en formato First Edition en el mes de marzo, pero BMW ya trabaja en componentes M Performance para hacer de su berlina un producto aún más llamativo. La gama de accesorios se presenta en el SEMA Show de Las Vegas.

La oferta de productos M Performance estará disponible a partir de julio de 2018, una vez el coche ya esté en manos de los clientes, y lo hará de manera que los diversos componentes se puedan instalar a posteriori para cualquier BMW M5 de nueva generación.

Fabricados y desarrollados beneficiándose del saber hacer de BMW M Motorsport, estos elementos M Performance no son simplemente aditamentos estéticos, ya que algunos tienen funciones aerodinámicas, de refrigeración o bien son más ligeros para reducir el peso del conjunto del vehículo.

El BMW M5 se viste de M Performance para el SEMA
El BMW M5 se viste de M Performance para el SEMA

El paquete aerodinámico M Performance, por ejemplo, cuenta con un aditamento para el paragolpes frontal, taloneras, spoiler trasero o un difusor trasero, todo fabricado en fibra de carbono y de manera artesanal. También están disponibles los bordes de carbono para los riñones frontales o las carcasas para los retrovisores.

Si aún no es suficiente, está disponible una cubierta de motor de fibra de carbono y un montón de elementos para el habitáculo, como volante M Performance revestido de alcántara con cubierta de fibra de carbono, alfombrillas específicas, levas de cambio de carbono o pomo del selector del cambio, también en carbono.

Algo más que estética

Además de los vinilos con los colores de guerra de BMW M o los elementos de fibra de carbono, M Performance también ofrece cambios importantes a nivel de chasis para mejorar la dinámica del vehículo, como por ejemplo una suspensión ajustable de tipo coilover desarrollada específicamente para el M5, con amortiguadores pintados de color rojo.

El BMW M5 se viste de M Performance para el SEMA
El BMW M5 se viste de M Performance para el SEMA
El BMW M5 se viste de M Performance para el SEMA

A la oferta también se suman los frenos carbocerámicos o un sistema de escape deportivo (sólo para Estados Unidos y Canadá -imaginamos que por temas de homologación para Europa-) que cuenta con un silencioso trasero de titanio con colas recubiertas de fibra de carbono. No se habla de mejoras de prestaciones, pero sí de un sonido más profundo para el V8 biturbo.

Una interesante herramienta para los que más quieran exprimir en circuito su berlina es el llamado M Performance Drive Analyser, un sistema al estilo telemetría que recopila información de la dinámica del vehículo y permite guardarla y analizarla posteriormente, a través de tu smartphone, por ejemplo.

Y todo esto en una bestia de tracción total con motor 4.4 litros V8 biturbo de 600 CV y 750 Nm, que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y, además, puede circular en modo tracción trasera para disfrutar al máximo en circuito de semejantes cifras.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos