Compartir
Publicidad

BMW y los caballos de Troya: tracción delantera, tricilíndricos, gama X...

BMW y los caballos de Troya: tracción delantera, tricilíndricos, gama X...
Guardar
72 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hay algo que aprecio en una marca es la coherencia con sus principios. Desde que conduje mi primer BMW, un 318d E46, he querido tener uno, por su carácter. Me chifla su tacto de conducción, el motor de seis cilindros en línea heredado de la Primera Guerra Mundial o el doble riñón en sus frontales como seña de identidad.

BMW hizo anuncios como este del conejo: "Por eso no tenemos coches de tracción delantera". Pero en 2010 se anunció que eso no iba a ser más así, y que algunos modelos iban a aprovechar la plataforma para MINI --UKL, o "subclase" en alemán-- para ser más lógicos en el mercado. Y lo que queda: en 2017 tendrán 15 modelos de tracción delantera, incluyendo MINI.

Ya contamos con el BMW Serie 2 Active Tourer, que probaremos en cuestión de semanas. Además, la Serie 1 se volverá a devaluar hasta convertirlo en un compacto más, era el único propulsión del segmento. Se va a anunciar un Serie 1 Sedan para competir con A3 y CLA. También le pasará lo mismo al X1/X2.

En otras palabras, BMW copia la estrategia que ha seguido Mercedes-Benz, la de tener una gama de acceso con tracción delantera, y opcionalmente, tracción total. A su vez, es un movimiento copiado a Audi, que aprovechaba las sinergias con los compactos generalistas de Volkswagen. Más rentabilidad, menos exclusividad.

Cierto es que en algunos modelos habrá una gran masa de clientes que no sabrán la diferencia entre la tracción y la propulsión. No menos cierto es que un motor transversal y tracción delantera ahorra espacio y facilita el diseño de los coches. Pero estamos hablando de BMW, y de su identidad, ¡no es un generalista!

Por su parte, la nueva gama de MINI tendrá 10 modelos. A ver quién lo entiende, hoy día les sobran modelos por no ser rentables, y se los van a cargar. ¿Cómo van a rellenar esa gama con tanto modelo? ¿Inventándose segmentos nuevos? Tendremos que verlo, mi imaginación es limitada.

BMW Serie 2 Active Tourer

Me gusta conducir

Me vais a perdonar, pero cuanto más leo sobre coches nuevos, más me gustan los antiguos. En el caso de BMW, empiezo a notar que las recetas van menos condimentadas en los nuevos modelos, más aptas con los gustos más generalistas. Y otras cosas que ya desafían la razón.

Es por ejemplo lo del sonido sintético en modelos de alta gama como BMW M5, reproduciendo a base de altavoces lo que debería venir desde el vano motor o el escape. Entiendo que otros avances son inevitables, como cuando reintrodujeron el turbo en modelos de volumen de gasolina, empezando por el 335i E92, inolvidable para mi, pues estuve en su presentación.

Ahora mismo, si me quisiese comprar un BMW, me fijaría más en los modelos que ya no se venden o que dejarán de venderse pronto. Me llama mucho más la atención un Serie 3 Coupé E46 que un Serie 2 Coupé F22 con motor de tres cilindros. Amigos, esa es otra... Sumo y sigo. Si pienso en ello me pongo de mala leche.

BMW

¿Qué están haciéndole a esta marca? Solo hay que ver que una parte importantísima de la gama está formada por SUV: X1, X3, ahora X4, X5, X6, y habrá X7. ¿Quién da más? Las culpas no son todas de BMW, solo hay que ver qué hace Mercedes-Benz y qué Audi. Exactamente lo mismo.

En este contexto, si algún día saca Porsche un compacto de tracción delantera, tendré que asumirlo. Al menos se podrá convertir en un propulsión insertando la marcha atrás. ¿Sabéis qué les digo a las tres monarquías Premium? Venderéis, pero no convenceréis. Soy un entusiasta, minoritario, pero entusiasta al fin y al cabo.

Sé que los gustos de secretarias, padres de familia y prejubilados son más importantes que los míos, pues compran más coches. Me queda el consuelo de que en el mercado de ocasión aún quedan buenos BMW. Aunque sean más incómodos, con menos gadgets, más inseguros y menos prácticos. Es precisamente lo que quiero cuando me fijo en un BMW. Quiero sensaciones BMW, lo que les hace diferentes a los demás.

BMW 320i E21

Debo admitir que mi primer "bemeta" no fue un 318d E46. Tengo el recuerdo un poco difuso en mi memoria, puede que fuese un Serie 6 E24 o un Serie 3 E21, por el tipo de morro. Ni idea del motor, solo sé que era gasolina (no había Diesel), que era amarillo, que el ordenador de a bordo decía muchas cosas en alemán y que lo usé para hacer trompos en un descampado cuando no había cumplido ni 10 años. Denunciadme, ha prescrito.

Esta marca ha hecho cosas discutibles, pero las ha hecho bien: el Diesel deportivo, la tecnología EfficientDynamics o la saga i de eléctricos. Al menos esos últimos mantienen la propulsión trasera. Hemos llegado a un punto en el que todo vale para vender, y es una empresa muy rentable. Hay unos intangibles que cuidar, no solo la contabilidad. Ese es mi humilde punto de vista. Desde el económico, hay que pelear con Audi y Mercedes en igualdad de condiciones.

Me estoy acordando de las críticas que vertí sobre el primer 116i E87 en 2005. Era un cepo (115 CV), incómodo en las plazas traseras, carísimo (24.000 euros), pobremente equipado... pero he de admitir que el tacto de conducción era mejor que el de cualquier otro compacto de la misma potencia con tracción delantera. Empiezo a arrepentirme de lo que dije. Maldito karma.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos