Publicidad

Prueba: Audi TT Coupé (parte 3)

Prueba: Audi TT Coupé (parte 3)
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tras pasar el ecuador del análisis del coupé alemán, vamos a ver ahora qué nos ofrece, qué es posible ponerle mediante extras y no menos importante, un pequeño análisis sobre su seguridad.

Equipamiento

El Audi TT se comercializa con dos motores y dos transmisiones, cuatro posibilidades en total. El 2.0 TFSI tiene una tarifa de 35.280 euros y el 3.2 de 44.830 euros, a los que habrá que sumar 2.500 euros adicionales por el cambio automático S Tronic. Habiendo una diferencia de 9.550 euros a favor del 2.0 TFSI, está claro cuál va a tener mayor volumen de ventas.

Exteriormente, el equipamiento inicial suma faros halógenos (2.0 TFSI) o xenón plus con luz diurna (3.2 – *), faros antiniebla, spoiler trasero y la tapa del depósito de combustible con guiños al tuning. Las llantas de serie del 2.0 TFSI son de 16 pulgadas y de 17 pulgadas en el caso del 3.2. Concretamente las llantas de las fotos son las de aleación ligera 8,5J x 17’’ en diseño de 7 radios dobles “Ypsilon”.

Interior

En el interior tenemos numerosos componentes en diseño de aluminio; las inserciones de la consola central y de la guantera se han fabricado en gris micrometálico. Cuando aprieta la sed disponemos de dos portavasos en el túnel central. El volante deportivo se ha revestido de cuero napa fina. El 3.2 quattro tiene tapizados de asiento térmicos en cuero/Alcántara y elementos de mando como los asideros para cerrar las puertas revestidos en cuero.

Túnel central

No faltan otros sistemas “imprescindibles” como la radio-CD Chorus (no lee MP3) el ordenador de abordo (con una pantalla desfasada en mi opinión, como en un A3 de los primeros) o el climatizador automático con aire acondicionado, de una sola zona. No me convence la posición en la que está, rebajada (aunque esto es bastante común) y un poco tapada por la radio-CD. Obliga a quitar la vista de la carretera para manipularlo, y se echa en falta mayor sencillez. El climatizador del Opel Corsa de 2004, con las mismas funciones, me parecía más sencillo y más claro.

Climatizador y radio CD

Los extras disponibles del TT son muy numerosos y abarcan numerosos ámbitos, a diferencia de otros coupés donde debes aceptar el equipamiento “sí o sí” sin opción a extras de ningún tipo. Con el configurador de la web de Audi podemos ver todas las posibilidades y no son pocas. Puedo citaros la iluminación adaptativa en curva, control de presión de neumáticos, navegador (anula el lector de CD), cargador de 6 discos, integración con iPod, llantas más grandes, suspensión rebajada, regulador de velocidad, etc. A donde nuestro bolsillo nos quiera llevar…

Los paquetes S Line realzan la deportividad del TT estéticamente, sin olvidar el comportamiento (llantas, suspensión más baja). Os lo adelantamos el pasado agosto: Incorpora algunos elementos de fibra de carbono en la parrilla delantera y el difusor trasero, entradas de aire más grandes, llantas especiales, algunos detalles en el interior y unas cuantas chapitas de S Line.

Si os cuento todo lo que se le puede poner, no acabamos en varios posts.

Seguridad

De serie tenemos airbags frontales y de tórax, frenos ABS, control de estabilidad y tracción (ESP+ASR) y distribución automática de la fuerza de frenado (EBV). Se puede desactivar manualmente el airbag del pasajero, si llevamos una sillita de bebé. El asiento del copiloto tiene fijaciones ISOFIX, y pueden instalarse detrás, aunque a buen seguro padres e hijo irán un poco apretados.

Falta protección para los ocupantes traseros. Todo el que no sea un niño no tiene bien protegida la cabeza, ni en caso de alcance por detrás (sin reposacabezas) ni en caso de vuelco, cuando el accidente será letal con muchísima probabilidad, básicamente por que la cabeza de una persona de 1,60m ya toca el techo directamente. Por otro lado, la casi nula holgura que hay con 4 adultos complica las consecuencias de un impacto. En cambio, dos adultos y opcionalmente 2 niños de corta edad dispondrán de un nivel adecuado de protección.

De la protección frontal poco puedo decir, la NHTSA dio 5 estrellas sobre 5 al TT de la generación anterior (roadster) en la protección del conductor en caso de impacto lateral. EuroNCAP otorgó 4 estrellas sobre 5 a la misma versión de antes, lo que no está nada mal. Hay que tener en cuenta que la carrocería del roadster tiene más resistencia que la del coupé. El nuevo modelo debería mejorar eso, pero dejémoslo en “debería”.

Botiquín

Para primeros auxilios el TT tiene un pequeño botiquín, de serie, ubicado en el lateral derecho de las plazas traseras. Análogamente, si tenemos un pinchazo menor, podemos utilizar un kit de reparación, pero como sea más serio, hay que llamar a la grúa, como ya dije antes.

En la próxima entrega, valoración, galería de fotos y algunos datos.

Continua leyendo la última parte.

(*): Audi asegura en el dossier de prensa que el consumo de las luces diurnas es mínimo: “como fuente de luz se emplea en este caso una lámpara atenuada, cuyo consumo adicional apenas puede calcularse” (sic).

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios