Compartir
Publicidad

Volvo se adelanta a Europa y limitará la velocidad máxima de todos su coches a 180 km/h a partir de 2020

Volvo se adelanta a Europa y limitará la velocidad máxima de todos su coches a 180 km/h a partir de 2020
45 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Volvo Cars quiere adelantarse al plan que prepara la Comisión Europea respecto a los límites de velocidad. La firma sueca propiedad de Geely ha anunciado que limitará la velocidad máxima de todos su vehículos nuevos a 180 km/h a partir del año que viene.

La 'Visión 2020' de la compañía, que apunta a que nadie muera o resulte o herido gravemente en un Volvo nuevo para 2020, se alinea con las pretensiones del Ejecutivo comunitario de hacer del control de velocidad inteligente un sistema obligatorio en los coches europeos a partir de 2022.

Se acabó 'ir de rally' en los nuevos Volvo

Volvo

El cambio se implementará globalmente a partir del segundo trimestre del próximo año en los vehículos planeados para el año 2021, y no será posible desactivar esta funcionalidad.

Lo cierto es que a parte de los híbridos de altas prestaciones de Volvo, denominados Polestar Engineered, actualmente no hay modelos de la firma sueca que ofrezcan una velocidad máxima que supere los 250 km/h.

Además de limitar las velocidades máximas, la compañía también está investigando cómo una combinación de control de velocidad inteligente y tecnología de geolocalización podría limitar automáticamente las velocidades en áreas donde hay escuelas y hospitales en un futuro.

Polestar Engineered

Desde Volvo confiesan que limitar la velocidad máxima de sus vehículos no es la cura definitiva ante los peligros que entraña la conducción, pero sí un importante avance para frenar la mortalidad por exceso de velocidad.

"Queremos iniciar un debate sobre si los fabricantes de automóviles tienen el derecho o quizás incluso la obligación de instalar tecnología en los vehículos que cambie el comportamiento de sus conductores, para abordar el exceso de velocidad, el consumo de alcohol o las distracciones", ha dicho Hakan Samuelsson, presidente y director ejecutivo de Volvo.

El fabricante entiende que el problema con el exceso de velocidad es que por encima de ciertas velocidades, los asistentes de seguridad y el diseño de infraestructura inteligente ya no son suficientes para evitar lesiones graves y muertes en caso de accidente.

El enfoque de Volvo se centra más en educar al conductor que en prohibir: "Las personas a menudo conducen demasiado rápido en una situación de tráfico dada y tienen una mala adaptación de la velocidad en relación con esa situación, sobrevalorando sus propias capacidades como conductor", asegura uno de los expertos en seguridad de la marca, Jan Ivarsson.

Ante el enorme problema que constituye el consumo de alcohol al volante y las distracciones, Volvo Cars presentará ideas para abordar estas esferas en un evento especial de seguridad en Gotemburgo, Suecia, el 20 de marzo.

Mientras tanto, los miembros de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor del Parlamento Europeo están en plena fase de negociaciones para aprobar una serie de estándares de seguridad para vehículos, entre los que se encuentran la detección automática de peatones y ciclistas, y un nuevo estándar de visión directa para camiones y autobuses para eliminar los peligrosos puntos ciegos.

Los eurodiputados también votaron a favor de la instalación de dispositivos de control de velocidad inteligente en todos los vehículos nuevos a partir de 2022.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio