Compartir
Publicidad

Así es como quiere Volvo que veamos los 360 grados que nos rodean en la carretera

Así es como quiere Volvo que veamos los 360 grados que nos rodean en la carretera
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se conoce como el Decenio de Acción de Seguridad Vial el proyecto encargado por la ONU para que los países asuman un compromiso en la reducción de la siniestralidad vial de cara al año 2020. Según el país, se asume una reducción mayor o menor de las cifras de fallecidos y de heridos viales. Bien, pues Volvo, fiel a la Visión Cero que desde hace años preside las políticas de seguridad vial en Suecia, persigue el objetivo cero en 2020: que nadie muera o quede herido grave en un coche suyo.

La manera de conseguirlo pasa por automatizar la respuesta del vehículo en situaciones de riesgo elevado, a partir de una tecnología de visión de 360 grados alrededor del vehículo, que sea capaz de reaccionar a tiempo cuando se desata un imprevisto tal como un vehículo, un animal en la calzada, un peatón... En diciembre su proyecto Non-Hit Car and Truck, que lleva en marcha cuatro años, nos ofrecerá una aproximación a las posibilidades reales de esa tecnología.

Volvo Cars, AB Volvo, ÅF (desarrollo de la integración de sensores), HiQ (desarrollo de la integración de sensores, evaluación de riesgos), Mecel (proveedor de sensores) y la Universidad de Tecnología Chalmers (desarrollo de la integración de sensores y adaptación al tráfico) forman parte de este proyecto, que cuenta con el apoyo del Centro de Seguridad Vial y Vehicular SAFER.

Volvo 360

Una de las patas del proyecto consiste en la utilización de sensores distribuidos por el perímetro del vehículo, capaces de integrar señales de cámaras, radar, lidar, GPS para compartir la información de forma eficiente, detectar el riesgo y conseguir que el vehículo reaccione en consecuencia y de forma autónoma para evitar la colisión cuando el conductor no tiene tiempo material de detectar el peligro y reaccionar. No se trata de elucubraciones sino de algo que Volvo llevará a la práctica.

Por ahora, el proyecto cuenta con dos prototipos que se están utilizando como vehículos de prueba. El primer objetivo consiste en conseguir un sistema que sea preciso actuando sobre la dirección y los frenos en una amplia variedad de escenarios, pero más adelante vendrá el coche que será capaz de "adaptarse al comportamiento de cada conductor", según explica Anders Almevad, director del Proyecto Non-Hit Car de Volvo.

Para ver cómo se concibe este proyecto, aquí tenemos una demostración sobre un fondo de CGI —y con una puesta en escena discutible, para qué lo vamos a negar— que nos muestra las posibilidades del sistema en diferentes situaciones de riesgo que se le plantean de repente al conductor:

Más adelante llegarán los vídeos rodados en escenarios reales. Estamos hablando de un fabricante y unos investigadores que fueron de los primeros —si no los primeros— en ir a investigar allí donde los coches chocan para deducir cuál es el comportamiento real de los vehículos, más allá de lo que digan las pruebas de choque estandarizadas. De aquí a un tiempo, tendremos la Visión 360 de Volvo como algo normal y cotidiano.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio