Compartir
Publicidad
Publicidad

Lujo a raudales para la Volkswagen T6 convertida en limusina

Lujo a raudales para la Volkswagen T6 convertida en limusina
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La furgoneta alemana ha pasado por las manos del preparador ruso Redline para aumentar el lujo disponible para sus ocupantes, hasta el punto de convertirse en una auténtica limusina. Pero no visualices un habitáculo extralargo con infinidad de asientos (¿sin cinturón de seguridad?) luces de colores y música para montar la fiesta, esta VW T6 pierde asientos para una mayor comodidad.

Concretamente en la parte trasera se queda sólo con tres asientos, dos en la zaga y uno más adelantado. El objetivo es ofrecer a sus ocupantes espacio, lujo, entretenimiento y un lugar para trabajar. Estos asientos cuentan con ajustes eléctricos, incluido el desplazamiento longitudinal por los raíles que ya incorpora la Multivan de serie. Por cierto, no son los de la VW T6, sino de BMW Serie 7.

Vw T6 1

Así es, estos asientos además de ergonómicos y cómodos cuentan con calefacción, ventilación y función de masaje. Los asientos de conductor y acompañante están separados de la parte de pasajeros por una elegante mampara oscurecida (eléctrica) rematada en madera. Bajo esta parte acristalada se encuentra una televisión de 27 pulgadas con un soporte eléctrico que permite desplazarla horizontalmente para situarla en el punto óptimo en función del número de pasajeros.

Cuenta con Apple TV, sintonizador de televisión digital y conexión a internet. Cuero, madera, cortinas, mesa con plegado eléctrico y hasta frigorífico opcional para una limusina que se sale de lo normal.

Vía | Gizmag

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos