Publicidad

Volkswagen ya convierte las clásicas Transporter en furgonetas eléctricas y ha empezado por esta T1 Samba de 1966

Volkswagen ya convierte las clásicas Transporter en furgonetas eléctricas y ha empezado por esta  T1 Samba de 1966
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Volkswagen está trabajando en el desarrollo de su modelo ID.7, la futura Transporter eléctrica que llegará en 2022 a producción. Si bien, la firma alemana ha arrancando ya un programa de reconversión de clásicas Transporter para quien desee electrificar su histórica furgoneta y lo ha hecho presentando la Volkswagen e-BULLI, un concept cero emisiones basado en la T1 Samba de 1966.

El prototipo ha sido presentado online por la propia firma después de que la feria de automóviles antiguos Techno Classica, donde estaba previsto que se desvelase, se haya aplazado con motivo del coronavirus.

Se trata de un modelo desarrollado por Volkswagen Vehículos Comerciales en colaboración con la división de componentes del grupo Volkswagen y la compañía eClassics, dedicada a la conversión de vehículos de combustión en eléctricos.

The New E Bulli Is A Crossover Of High End Classic And High Tech Electric Vehicle 25320

El resultado es una Volkswagen T1 producida en Hannover en 1966, a la que, tras medio siglo en las carreteras de California, se la ha destripado para sustituir su motor térmico motor bóxer de cuatro cilindros de 32 kW (44 CV) y 102 Nm de par motor por un sistema de accionamiento eléctrico del Grupo Volkswagen.

La T1 eléctrica, el doble de potente y con 200 km de autonomía

The New E Bulli Is A Crossover Of High End Classic And High Tech Electric Vehicle 25324

En concreto, se trata de la misma mecánica que monta el Volkswagen ID.3, el primer vehículo de la nueva era cero emisiones del gigante alemán y el encargado de estrenar la plataforma MEB, específica para los vehículos con esta tecnología. El motor de la e-BULLI es ahora una unidad eléctrica capaz de entregar 83 CV y un par máximo de 212 Nm a las ruedas traseras.

Unas cifras que se traducen sobre el asfalto en que la e-BULLI puede alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h (limitada electrónicamente), lo que supone también una mejora considerable respecto al tren de propulsión original, con el que la T1 logró una velocidad máxima de 105 km/h.

The New E Bulli Is A Crossover Of High End Classic And High Tech Electric Vehicle 25322

El motor eléctrico se alimenta de una batería de iones de litio con una capacidad total de 45 kWh, ofreciendo una autonomía de 200 kilómetros, que se aloja en el piso del vehículo tal y como ocurre en el ID.3 o en el futuro ID.7 a fin de reducir el centro de gravedad y mejorar su comportamiento en carretera.

En cuanto a la recarga, la compañía detalla que la batería admite cargas rápidas de hasta 50 kW, lo que permite supone recuperar el 80% de la capacidad de energía en 40 minutos, aunque también se puede realizar el proceso mediante un cargador de CA con una potencia de carga de 2,3 a 22 kW.

The New E Bulli Is A Crossover Of High End Classic And High Tech Electric Vehicle 25323

En el el apartado estético, el exterior conserva un aspecto similar al modelo tradicional manteniendo la carrocería bitono en 'Energetic Orange Metallic' y 'Golden Sand Metallic MATTE', a pesar de que se han introducido elementos nuevos como los faros LED con luces diurnas, los indicadores de energía en la zaga, el punto de carga integrado tras el portamatrícula trasero o los frenos de disco en las cuatro ruedas.

En el interior, también pueden apreciarse una doble tonalidad, 'Saint Tropez' y 'Saffrano Orange', y elementos con los que se conserva el carácter vintage disimulando la nueva tecnología.

The New E Bulli Is A Crossover Of High End Classic And High Tech Electric Vehicle 25327

Así observamos un nuevo cuadro de instrumentos dotado de un reloj de apariencia clásica, pero que incluye un visor digital para controlar el estado de la batería; la nueva palanca selectora de transmisión automática o el botón start/stop. De igual forma, se muestra una gran cantidad de información adicional a través de una tableta integrada en la consola del techo.

En el apartado de conectividad, no falta el sistema Volkswagen 'We Connect', una radio de aspecto retro con conectividad Bluetooth y USB o los LED que también indican si, por ejemplo, el freno de estacionamiento está activado o si el conector de carga está enchufado.

El precio de esta conversión para la Volkswagen T1 es de 69.200 euros, según detalla la propia marca, que también anuncia que las generaciones T2 y T3 pueden someterse a la transformación. De hecho, a finales del año pasado, ya hizo lo propio con una California T2 de 1972 utilizando el motor de un e-Golf.

Volkswagen inicia así el viaje al futuro de vehículos con más de 50 años, los cuales convivirán con la cada vez más prolífica futura familia eléctrica I.D.

En Motorpasión | Respeto a los mayores. La Citroën 2CV Furgoneta, abuela de las furgonetas blancas, cumple 65 años | Primer contacto con el Volkswagen ID.3: un coche eléctrico con una habitabilidad brutal y un equipamiento que convence

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios