Compartir
Publicidad

Y esto son ocho millones de dólares en coches abandonados en un garaje

Y esto son ocho millones de dólares en coches abandonados en un garaje
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Encontrarte un coche clásico medio abandonado en un taller o una granja es uno de los sueños recurrentes de todo aficionado al motor y más aún para un fan de coches clásicos. Por supuesto, a veces es una pura cuestión de suerte, pero en la mayoría de los casos es un trabajo de investigación, cual detective privado. Y Tom Cotter uno de los mayores especialistas en “barn find”. Tanto es así que tiene una serie en Youtube, 'The Barn Find Hunter', donde nos enseña sus hallazgos.

Su último hallazgo, en un garaje de Carolina del Norte, es una serie de coches clásicos que no han visto la luz del día desde 1991. Entre ellos, un Morgan, un Triumph TR6 y sobre todo un Ferrari 275 GTB/2 así como un auténtico Shelby Cobra 427 de 1966.

Ferrari 275 GTB/2 barn find

Los coches, en bastante buen estado, no se han movido desde 1991. Ese año, el dueño decidió guardarlos en una de sus propiedades porque su amigo y mecánico de confianza falleció en un accidente de moto. Para él, ningún otro mecánico, estaba cualificado para poder trabajar en esos coches y por tanto, simplemente, los aparcó.

Obviamente, los coches están sucios y en el caso del Cobra parece ser que se ha convertido en una urbanización de lujo para ratas y ratones. Aún así, para Tom Cotter, bastaría una limpieza, batería, líquidos y neumáticos nuevos para poder salir y conducir estas joyas.

Tanto el Ferrari 275 GTB/2 como el Shelby Cobra 427, son modelos que se suelen rondar los tres millones de dólares en las subastas, superando a menudo esa cifra en el caso del Ferrari y más cerca de los dos millones en el caso del Cobra.

Hablamos de coches en perfecto estado. Sin embargo, quizá a modo de reacción frente a las restauraciones excesivas que abundan en el mercado y donde el coche está en mejores condiciones que cuando salió de fábrica -perdiendo por tanto gran parte de su autenticidad-, los coleccionistas prefieren últimamente coches en su jugo, sin restaurar.

Así, estos dos coches podrían superar el precio de mercado si saliesen a subasta. Aunque, el Cobra no llegue a los 13 millones de dólares del Cobra original.

Bonus track: el Pegaso Z102 en un garaje de Santa Bárbara

Uno de los hallazgos más alucinantes de Tom Cotter es el de un Pegaso Z-102 de 1952 carrozado por el francés Saoutchik que se encontró en el garaje de una casa de Santa Barbara. Se trata del coche número 35 de los 85 Pegaso que se llegaron a fabricar. Y aunque el coche está desmontado casi por completo, parece ser que no falta nada y pronto espera la restauración, a cargo de un especialista que ya restauró un Pegaso.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio