Compartir
Publicidad

En Texas se hace todo a lo grande, como este drag entre un Lincoln Navigator Hennessey de 608 CV y uno de serie

En Texas se hace todo a lo grande, como este drag entre un Lincoln Navigator Hennessey de 608 CV y uno de serie
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los deportivos no son el único patrimonio del especialista tejano Hennessey Performance. Prueba de ello son el VelociRaptor V8 sobre el el nuevo Ford F-150 Raptor o su visión propia del Jeep Grand Cherokee Trackhawk por mencionar algunos de los últimos ejemplos. Y entre ellos, también se encuentra la preparación sobre la última generación del Lincoln Navigator desvelada hace casi un año.

Y parece que lo de las comparaciones son odiosas no va con los chicos de Hennessey Performance que, ni cortos ni perezosos, han decidido enfrentar a su preparación del Navigator al modelo de producción en el cuarto de milla. Y, como era de esperar, hay un abismo entre los dos.

El Hennessey Lincoln Navigator se enfrenta al de producción en el cuarto de milla

El Lincoln Navigator no es que necesite mejora alguna: el buque insignia de la marca norteamericana esconde bajo el capó un poderoso propulsor Ford EcoBoost V6 de 3.5 litros y 456 CV. A pesar de ello, el especialista estadounidense decidió llevarle a un estadio superior, aportando una inyección de potencia y otros ajustes.

De esta manera, el Lincoln Navigator según Hennessey eleva su entrega hasta los 608 CV, gracias a retoques en la gestión electrónica, en los sistema de inducción de aire y escape, así como añadiendo un intercooler de mayor tamaño entre otras bondades.

En el apartado estético, no encontrábamos cambios, excepto las gigantescas llantas monoblock de 22 pulgadas y la suspensión ligeramente rebajada. Además, para atar en corto el extra de potencia, se añadían unos frenos Brembo de alto rendimiento.

Un drag con ganador anunciado

El Hennessey Lincoln Navigator se enfrenta al de producción en el cuarto de milla

Con todos estos ingredientes, el Lincoln Navigator Hennessey, o HPE600 según lo bautiza el especialista, se enfrenta al Navigator de producción en el clásico cuarto de milla y el resultado, como se puede ver en el vídeo, es bastante desfavorable para el todocamino. Evidentemente, el extra de 152 CV se nota y, aunque primera vista parezcan el mismo coche, está lejos de serlo.

Recordemos que, según las especificaciones de Hennessey Performance, era capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y prometía hacer el cuarto de milla en sólo 12,9 segundos. Por su parte, el Navigator de serie necesita 5,7 segundos para llegar desde parado hasta los 100 km/h.

Ese casi un segundo de diferencia se aprecia nada más arrancar, claro, pero la brecha creciendo según continúan sendos conductores pisando el acelerador en este drag con previsible ganador. Es una pena que el preparador no ofrezca la cifra alcanzada por cada modelo en liza, lo que nos lleva a preguntarnos si esos prometidos 12,9 segundos son algo más.

Sea como fuere, Hennessey Performance puede sacar pecho por el trabajo realizado sobre el Lincoln Navigator. De hecho, es precisamente lo que ha hecho, valga la redundancia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio