Rock Crawling, el extremo del off-road

Rock Crawling, el extremo del off-road
Sin comentarios


Hoy he llegado a este vídeo de un Jeep haciendo rock crawling con un final un tanto doloroso para el coche, todo hay que decirlo, por una falta de entendimiento entre el piloto y el copiloto (se ve claramente que el copiloto indica a la izquierda y el piloto sigue por la derecha), desde un post del foro del Club de Coches Clásicos Americanos (a los que mando un saludo desde aquí), y después de leer la definición de rock crawling que hace el amigo .BRONCO. en este otro post me he decidido a hacer este post.

A continuación, la definición sacada de la Wikipedia y un vídeo que resume perfectamente lo que es capaz de hacer un rock crawler.

El rock crawling es una de las disciplinas más extremas dentro del off-road, y el objetivo es conseguir pasar los obstáculos más difíciles e imposibles, generalmente de roca, ya sea roca natural, como son el desierto del Moab en Utah y el Rubicon de California, o en parques específicos (en Estados Unidos los hay) o competiciones con piedra artificial.

En los USA esta variante extrema del off-road comenzó a popularizarse en los 90, llegando ahora a tener competiciones nacionales a nivel profesional, y contar con numerosos seguidores. Australia también es otro país de referencia en el rock crawling. En España tenemos triales más ligeritos y no tan complicados, pero ya se estan viendo buenos triales extremos, como el pasado año en Mazarrón.

Los vehículos pueden ser básicamente de dos tipos. Los coches de serie preparados hasta el extremo, que al final de la preparación no se parecen en nada a lo que eran en un principio, o los prototipos, hechos sobre un chasis tubular, con ejes reforzados y bloqueos de diferencial en ambos ejes y bloqueo del diferencial central, sistemas de suspensiones con brazos larguísimos para tener el mayor recorrido posible y poder montar las inmensas ruedas, la mayoría de veces de 36’’ (91,5 cm de diámetro) para arriba, así como en algunos casos ambos ejes con ruedas directrices.

En cuanto al motor, tratan de aprovechar el brutal par que dan los motores small block V8 (hay que tener en cuenta que un Jeep Wrangler de 4.0L y 6 cilindros en línea da el 80% de su par máximo al ralentí), potenciándolo al máximo o incluso aumentando la cilindrada, o directamente montando un motor mucho más potente.

El vídeo del que os hablaba, un Toyota (o lo que queda de él) subiendo por una pared de roca de más de 3,5 metros de altura, eso sí, ayudado al final por el winch de otro coche.

TeeBee Tubebuggy
Un buen cacharrito para empezar, si te decides a montarte tu propio rock crawler es este TeeBee Tubebuggy. Parece un Jeep Wrangler, pero solo aprovechan el capó y el frontal, lo demás está todo modificado. Ejes Dana 60, suspensiones con casi un metro de recorrido o ángulos de ataque y salida de casi 90º hacen de él un digno rock crawler. Eso sí, te lo suministran sin motor ni transmisión…

Más información | Pirate 4x4 (en inglés)

Temas
Comentarios cerrados
Inicio