Publicidad

La DGT australiana mete el dedo en la llaga de los macarras

La DGT australiana mete el dedo en la llaga de los macarras
24 comentarios

Ya desde que somos niños se nos meten en la cabeza accidentalmente imágenes e ideas que no ayudan a ser en el futuro conductores responsables. Unos cuantos, cuando se suben al coche, se crecen y les domina el ansia de demostrar lo que controlan y hacer alguna que otra macarrada para quedarse con el personal. Pero la mayoría de las veces, estas conductas consiguen lo contrario de lo que buscan.

Esta es la idea que han explotado en un anuncio de la DGT versión australiana, en la que se tiran a la yugular de ciertos personajillos, que en su afán de hacerse Vin Diesel los duros, protagonizan escenas lamentables. No hay gore, no hay lecciones de ética, sólo una puñalada en el ego de cierta especie urbana. Veamos el spot:


Creo que queda bastante claro. Hacer un burnout en un semáforo no hace a nadie más guapo de lo que es. Ir a toda pastilla tampoco dice nada, al menos bueno. Quien demuestra sus habilidades de conducción poniendo en riesgo a los demás o molestando, más que demostrar su dominio demuestra la carencia de otra cosa que todos los seres humanos deberíamos tener por definición, eso que empieza por “i” y nos diferencia de los primates, esos seres con los que compartimos más del 90% del código genético.

Esta campaña dice las cosas con lenguaje de la calle, y creo que de usarse en España, podría tener también cierto efecto. Que hay mucho Neng de Castelfa suelto. Puesto que las campañas convencionales no son efectivas contra estos individuos, mejor darles donde más les duele.

En Motorpasión | Es a 50 Km/h por una buena razón

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios