Compartir
Publicidad
Publicidad

Jean Ragnotti se hace policía al volante de un Renault Sport RS 01 INTERCEPTOR

Jean Ragnotti se hace policía al volante de un Renault Sport RS 01 INTERCEPTOR
Guardar
20 Comentarios
Publicidad

Los coches de policías basados en deportivos siempre se han utilizado como objetos publicitarios o de reclamo, como lo hacen en Dubai o Abu Dhabi. Aunque en algunos casos, sí que se han usado realmente deportivos como coches de intercepción rápida. Porsche 911 en Alemania y Holanda, los Alpine y Subaru Impreza WRX en Francia o un par de Ferrari 250 GTE en Roma en los años 60, son los ejemplos más famosos.

Actualmente en Francia, los coches de intercepción rápida de la Gendarmerie son unos Renault Mégane R.S. (en leasing por cuestiones de coste de mantenimiento y no en propiedad como lo fueron los Impreza). Así, la gente de Renault Sport se puso a fantasear con la posibilidad de transformar el RS01 de competición en coche de intercepción. Y para "venderlo", nadie mejor que el gran Jean Ragnotti.

El Renault RS01 es el modelo de competición para la copa monomarca de Renault. Sobre un chasis en fibra de carbono fabricado por Dallara, los ingenieros de Renault acoplaron el V6 biturbo de 3.8 litros del Nissan GT-R. Al final, una bestia de tan sólo 1,12 m de alto que pesa 1.120 kg y entrega 550 CV y más de 640 Nm a las ruedas traseras vía un cambio manual con embrague automático.

La bestia cuesta 297.000 euros sin impuestos, y sin contar el presupuesto necesario para una temporada. Por cierto, existe un kit (10.000 euros) que hace el coche menos potente y con menos apoyo aerodinámico, pero era la única manera de que el coche fuese admitido a correr con los GT3 en diversos campeonatos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos