Compartir
Publicidad
Publicidad

Este Volkswagen Golf se ha comido un V6 3.6 biturbo de 861 CV, y hace llorar a los superdeportivos en 1/2 milla

Este Volkswagen Golf se ha comido un V6 3.6 biturbo de 861 CV, y hace llorar a los superdeportivos en 1/2 milla
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El sueño de muchos es tener un coche rápido; el de sólo unos pocos es tener un coche endiabladamente rápido que además pase desapercibido. Es el caso de este Volkswagen Golf de sexta generación en el que su exterior sumamente discreto y su sonido relativamente tenue no dejan imaginarse del pepino que es en realidad.

Bajo el capó se ha cambiado su motor original por un 3.6 V6 biturbo con una potencia descomunal. Para comprobar de qué es capaz su propietario lo llevó al evento RACE1000 en Alemania y le partió el cuello a algunos espectadores completando la media milla en unos ¡17 segundos y con una velocidad máxima de 255,51 km/h!

Golf por fuera, superdeportivo por dentro

Este lobito con piel de cordero puede hacer sonrojar a muchos superdeportivos, al menos en lo que a aceleración pura se refiere en plena autobahn, y es que aunque no conocemos los detalles de la preparación se puede atisbar un dineral invertido en este Golf.

El motor es un V6 de 3.6 litros al que se le ha acoplado un doble sistema de turboalimentación con el que disparar la potencia hasta más allá de los 850 caballos: 861 CV (850 HP). Con una mecánica suponemos (y esperamos) completamente revisada para digerir toda esa potencia, la electrónica también se ha adaptado para incluir un sistema de launch control además de una puesta a punto específica.

Volkswagen Golf 850 Cv

Por lo demás, la línea de escape con doble salida es nueva, las suspensiones son más bajas y firmes para mantener el coche pegado al suelo, los frenos han crecido con discos de mayor diámetro y pinzas de mejor mordiente y el interior se ha aligerado sin asientos traseros y reforzado con una jaula antivuelco para mejorar la seguridad y la rigidez del conjunto.

Lo que no sabemos es hasta dónde puede acelerar esta bestia, porque si ha conseguido esas cifras en 8 km y 17 segundos seguro que dando rienda suelta a todo su potencial en las autopistas alemanas sin límite de velocidad es posible que destroce a algún adinerado con ganas de fardar de supercoche.

Volkswagen Golf 850 Cv1

Para que te hagas una idea de lo que es capaz el discreto Golf negro, un McLaren 650 S completa la media milla en 16,6 segundos a 260 km/h, un Ferrari 458 Speciale en 17 segundos a 249 km/h, un Lamborghini Huracán en 17,5 y 249 km/h, un Lexus LFA en 18,3 segundos a 236 km/h y un Porsche 911 GT3 RS en 19,2 segundos y 230 km/h. ¡Qué burrada!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos