Compartir
Publicidad

En este vídeo puedes ver condesados tres años de restauración sobre un Ferrari BB 512i

En este vídeo puedes ver condesados tres años de restauración sobre un Ferrari BB 512i
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El trabajo de restauración sobre un coche siempre es interesante, pero si además el protagonista es un cavallino clásico como este Ferrari BB 512i el atractivo aumenta. En este vídeo de casi ocho minutos, puedes disfrutar del trabajo realizado sobre el deportivo italiano durante tres años, a base de un notable número de fotografías en el que se puede apreciar todo el proceso.

La obra la firma un entusiasta de Ferrari, miembro FerrariChat, uno de los foros más conocidos que reúne a los fans de la marca a lo largo y ancho del planeta. En concreto, este usuario se conoce con el nickname de Newman y se autodeclara a sí mismo, técnico profesional de Ferrari.

Residente en Barrie, una localidad de la provincia de Ontario (Canadá), ha decidido mostrarnos su trabajo, que comenzó a finales de 2014 y que acaba de terminar recientemente, con este completo vídeo a base de fotografías, que culminan con un Ferrari BB 512i completamente restaurado y que parece recién salido de fábrica tras el hacer de Newman.

Estrenado la nueva era de Ferrari

En este vídeo puedes ver condesados tres años de restauración sobre un Ferrari BB 512i

Producido entre 1981 y 1984, el Ferrari BB 512i fue el último cavallino de la saga Ferrari Berlinetta Boxer, más conocida por sus siglas, que comenzaba con el lanzamiento del 365 GT4 BB, desvelado al mundo en 1971 en el Salón de Turín.

De la fábrica de Maranello salieron 1.007 unidades del Ferrari BB 512i, lo que le convierte en una rara avis si de lo que hablamos es de Norteamérica, donde los Berlinetta Boxer no fueron oficialmente exportados según afirma Motor1. Aunque fue en cierta manera eclipsado por nombres como su predecesor, el 365 GTB/4 Daytona, y su sucesor, el iconico Testarossa, este modelo fue el encargado de inaugurar la era moderna de los deportivos de calle Ferrari, tanto técnica como estéticamente.

En este vídeo puedes ver condesados tres años de restauración sobre un Ferrari BB 512i

Y es que los Ferrari Berlinetta Boxer fueron los primeros en estrenar el motor en disposición central trasera, una tendencia que ya habían empezado a hacer los rivales del fabricante italiano aún cuando éste lanzaba el Daytona, que mantuvo el propulsor delantero. El corazón del Ferrari BB 512i es un V12 derivado de los motores desarrollados por Ferrari para la Fórmula 1 y, aunque lleva la denominación bóxer, en realidad se trata de un doce cilindros en uve con ángulo de 180 grados entre bancadas.

De esta manera, esta saga nacida en los años 70 fue el punto de partida de una arquitectura que se mantuvo durante las siguientes tres décadas. El BB 512i cerraba esta familia, incorporando algunas novedades técnicas, como una inyección más moderna firmada por Bosch, y estéticas, destacando la parrilla delantera ligeramente actualizada o las nuevas ópticas auxiliares. Y aunque no gozó de la popularidad que merecía, no le faltaron novios una vez finalizó su producción: de él se enamoraba Jenson Button y formó parte de su extensa colección hasta que decidió subastarlo en 2011.

La fábrica de sueños, en el garaje de un fan

En este vídeo puedes ver condesados tres años de restauración sobre un Ferrari BB 512i

Volviendo al excelente trabajo de Newman y que ha querido compartir con el mundo gracias a este vídeo alojado en el canal de Youtube de FerrariChat, esta unidad del Ferrari BB 512i, una de las últimas producidas ya que data de 1984, ha sido despiezada por completo para convertirse en la belleza que es ahora.

El hacer de este entusiasta de Ferrari se centró en varios componentes del cavallino, comenzando por el propio chasis, al que el tiempo había pasado factura y mostraba zonas oxidadas, y siguiendo por su corazón V12 que ha sido reconstruido casi por completo.

En esta restauración sobre el BB 512i, se han usado en su mayor parte piezas originales y, aunque su autor se ha tomado alguna licencia, como es el caso los nuevos revestimientos en piel utilizados en el habitáculo, es prácticamente idéntico a uno salido de fábrica en la década de los 80. Toda una 'máquina del tiempo', de la que cualquier entusiasta de Ferrari se enamorará sin remedio.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio