Compartir
Publicidad

El rescate de esta Volkswagen Type II de 1955 es lo más romántico que vas a ver hoy

El rescate de esta Volkswagen Type II de 1955 es lo más romántico que vas a ver hoy
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como si fuera una de aquellas aventuras infantiles en la que nos escapábamos para soñar despiertos antes de que internet y los smartphone llegaran a las manos de los niños, Florian George, un entusiasta de las furgonetas Volkswagen clásicas, junto a un grupo de amigos van a despertarte un cierto sentimiento de envidia.

Su misión no ha sido simplemente la de restaurar una Volkswagen Type II de 1955 abandonada, han vivido una historia que podrán contar durante mucho tiempo y seguirá pareciendo igual de apasionante por los romántica que resulta en todos los aspectos. Aquí no hay un taller, aquí hay un profundo bosque en medio de las montañas y una Volkswagen abandonada hace 40 años.

Un rescate que duró 40 años

Volkswagen Type Ii 1

Lo primero es saber que Florian es uno de esos locos de las Volkswagen clásicas, pero locos de verdad. Admira, colecciona, restaura y ha hecho de estas furgonetas con motor refrigerado por aire su modo de vida trabajando para AirMapp.

Un buen día, puso a la venta unos muebles de su casa y quedó con un comprador que no apareció en el lugar acordado. Tras esta pequeña decepción el comprador le recompensó de una manera inesperada. Apareció en casa de Florian para llevarse los muebles y al ver la pasión del galo por las Volkswagen le puso sobre la pista de una abandonada en las montañas de Chartreuse, al sur de Francia.

Volkswagen Type Ii 2

El comprador recordaba haberla visto hacía 15 años mientras buscaba setas en medio de ninguna parte, en un valle entre montañas en lo más profundo del bosque, pero no recordaba el lugar exacto, sólo que estaba muy lejos de cualquier acceso por carretera. Florian hizo lo que se espera de cualquier loco: ponerse a investigar. Logró localizar la furgoneta, encontrar al propietario de las tierras y comprarle una Volkswagen totalmente arruinada sin motor.

De ahí en adelante es mejor que lo veas, pero como él mismo cuenta decidió no sacar la furgoneta remolcada por un tractor, sino acondicionarla lo básico para que saliera de aquél recóndito lugar por sus propios medios después de 40 años presa del más absoluto abandono.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos