Descubriendo los peligros de la tracción trasera con un Ferrari

22 comentarios

Como ya he comentado en más de una ocasión, conducir un Ferrari no es una tarea hecha para cualquiera: tracción trasera, potencia desbocada y ayudas electrónicas normalmente al mínimo para hacer más pura la conducción.

Si a eso añadimos el encontrarse en una concentración de Ferrari en el que todos quieren mostrar la potencia y el sonido de su motor , el cuento puede acabar mal.

Vía | autoblog.nl

Temas
Comentarios cerrados
Inicio