Cuando estás harto de que tu Tesla Model S no deje de dar problemas: prefiere estallarlo a pasar de nuevo por el taller

Cuando estás harto de que tu Tesla Model S no deje de dar problemas: prefiere estallarlo a pasar de nuevo por el taller
24 comentarios

El canal de YouTube de nombre impronunciable Pommijätkät, acaba de publicar en sus redes un vídeo de cómo un finlandés ha hecho estallar su Tesla Model S de 2013 con más de 30 kilogramos de dinamita pegados a la carrocería y una figura de cartón de Elon Musk en su interior.

Desde todos los ángulos posibles e incluso a cámara lenta, se puede comprobar que el coche queda reducido a cenizas, literalmente.

Pero, ¿Quién haría algo así a su coche? Pues alguien realmente enfadado y muy harto de los problemas que le ha dado el coche, prácticamente desde que lo compró, sin que Tesla le brinde ninguna solución. O al menos, ninguna solución que mereciese la pena para él, claro.

Cuando prefieres reventar tu coche que pagar lo que cuesta la reparación

En el vídeo, en el que se muestra con todo lujo de detalles cómo todo un equipo de personas se afana en preparar la explosión sin reparar en absoluto en los gastos (interviene incluso un helicóptero), el dueño del vehículo, Tuomas Katainen, explica los motivos que le han llevado a hacer estallar el coche: "Cuando compré este Tesla, los primeros 1.500 kilómetros los recorrí sin problema, era un coche excelente. A partir de entonces, empezaron a encenderse los testigos de la batería del tablero".

Tras haber tenido el coche durante casi un mes en el taller, la marca finalmente se puso en contacto con él: “Me llamaron para decirme que no podían hacer nada, que la única opción era cambiarle la batería por otra nueva, y la reparación como mínimo me iba a costar 20.000 euros”.

En lugar de gastarse ese dinero en reparar el que había ido su coche durante más de ocho años, Katainen prefirió invertir en dinamita, hacerlo explotar,  disfrutar del espectáculo y grabarlo para la posteridad. Pero para mayor regocijo, sus amigos y él metieron en el interior Model S una figura de cartón en representación de Elon Musk antes de la detonación.

Como se puede ver en el vídeo, tras una secuencia de tomas desde todos los ángulos posibles después, de la brutal explosión tanto el coche como el pseudo-Musk quedan reducidos a cenizas.

La cara de felicidad de Katainen lo dice todo, pero por si no queda claro su nivel de satisfacción, recalca: "No queda nada, ¡absolutamente nada! ¡Nunca he disfrutado tanto del Tesla! Además, quizá sea la primera persona del mundo que ha hecho explotar un Tesla adrede. Así que, probablemente, haya hecho historia”.

En Motorpasión | Audi RS e-tron GT, Porsche Taycan y Tesla Model S: una espectacular carrera de aceleración con 2.115 CV desatados en este vídeo

Temas
Inicio