Publicidad

Hennessey mete mano al Dodge Charger SRT Hellcat Widebody y lo lleva hasta los 1.026 CV, que rugen así

Hennessey mete mano al Dodge Charger SRT Hellcat Widebody y lo lleva hasta los 1.026 CV, que rugen así
2 comentarios

Hace justo un año que Dodge desveló el Charger SRT Hellcat Widebody, que venía acompañado de un nuevo kit de carrocería ensanchado con el que su berlina deportiva ganaba en músculo. Pues el preparador norteamericano Hennessey Performance ya le ha metido mano para llevarlo por encima de los 1.000 CV y nos muestra como ruge en vídeo.

El kit de potenciación que equipa el Charger SRT Hellcat Widebody por cortesía de Hennessey es el mismo que ofrece para el Dodge Challenger SRT Hellcat o el Jeep Grand Cherokee Trackhawk, así como para el propio Charger SRT Hellcat pero sin carrocería ensanchada.

Y no es que el Dodge Charger SRT Hellcat Widebody necesite inyección de potencia alguna: bajo su imponente capó esconde un propulsor HEMI V8 de 6.2 litros que transmite nada menos que 717 CV y 881 Nm de par a su eje trasero. Pero Hennessey es especialista en cumplir los deseos de los petrolhead más inconformistas.

Este nuevo retoño se suma a los últimos estrenos del preparador americano, como la brutal pick-up de seis ruedas Hennessey Goliath 6×6, basada en el último Chevrolet Silverado, o su Audi R8 V10 potenciado hasta los 925 CV.

Porque 717 CV no son suficientes

Dodge Charger SRT Hellcat Widebody Hennessey Performance

La visión propia del Charger SRT Hellcat Widebody de Hennessey Performance se aprecia a nivel mecánico, manteniendo su estética inalterada más allá de unas insignias colocadas en los laterales y la zaga que nos recuerdan que supera los 1.000 CV. Además, en el interior añade unas alfombrillas específicas del preparador.

El V8 HEMI del Charger eleva su entrega hasta los 1.026 CV, a un régimen máximo de 6.500 rpm, así como su par, que se fija en 1.314 Nm disponibles desde las 4.200 vueltas. Hennessey lo consigue gracias a actualizar su gestión electrónica, además de aumentar el caudal de flujo del aire en los sistemas de admisión y sobrealimentación e incorporar un nuevo sistema de escape.

De esta manera, el Charger SRT Hellcat Widebody según Hennessey acelera desde parado hasta los 96 km/h (60 mph) en 2,8 segundos, en comparación a los 3,6 segundos que tarda en hacerlo el modelo de producción. El cuarto de milla lo firma en 9,9 segundos a una velocidad máxima de 227 km/h, mientras que el de serie hace lo propio en 10,96 segundos. Lo que no desvela el especialista tejano es la velocidad máxima que alcanza, pero entendemos superará los 315 km/h de los que presume el Charger SRT Hellcat Widebody.

Este kit de potenciación ya ha sido probado en carretera, cubriendo unas 200 millas (unos 322 kilómetros) y parte de las mismas quedan inmortalizadas en este vídeo publicado por Hennessey en el que podemos deleitarnos con sus brutal bramido. Lo que no desvela es el precio de esta nueva preparación aunque sí indica que goza de una garantía de un año o de 12.000 millas (unos 19.312 kilómetros).

En Motorpasión | Cinco coches superdeportivos que son más lentos en el 0-100 km/h que el Dodge Challenger SRT Demon

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios