Dulce locura: este BMW 316i Compact artesanal esconde un V12 de 400 CV y busca dueño

Dulce locura: este BMW 316i Compact artesanal esconde un V12 de 400 CV y busca dueño
1 comentario

Noruega es el paraíso de los coches eléctricos, o eso dicen. Es verdad que con una cuota de mercado aplastante, apenas se venden ya coches gasolina. Pero eso no significa que en Noruega no les gustan los coches. Prueba de ello, este BMW 316i con motor V12 de 400 CV fabricado artesanalmente por un noruego en su garaje. Y ahora está en venta.

Este BMW 316i de 1994 es algo más que un modesto Serie 3 Compact con kit carrocería de M3. Solo es apto para quien le guste las emociones fuertes: conducir un Serie 3 Compact de hace casi 30 años con un V12 de 400 CV no es como llevar un eléctrico, precisamente. Además, según publica en su anuncio, este coche es obra de un particular.

Los inviernos son largos en Noruega y hay que mantenerse ocupado. Así, que un buen día de hace 16 años nuestro mecánico noruego decidió unir el BMW más pequeño del mercado con el motor más gordo de la marca coetáneo de su 316i. Pero ojo, esto no es el típico swap realizado en una granja de Kentucky en el que se suelta un V8 LS de Chevrolet en cualquier coche y a correr. Este swap es tan limpio que podría uno pensar que es obra de Hartge o de BMW.

Según explica su creador, el humilde BWM 316i de 102 CV fue desmontado por completo, dejando el chasis monocasco desnudo. Ensanchó la vía trasera y utilizó las suspensiones del M3 E46 delante y detrás. Y cuando decimos suspensiones no hablamos de los amortiguadores y muelles. No, hablamos de los brazos de suspensión, especialmente detrás.

Aspecto de BMW M3 y corazón de BMW 850 CSi

BMW 316i Compact V12

Si bien el Compact E36, recordemos, utilizaba el mismo esquema McPherson delante que el resto de la gama E36, detrás había heredado de la suspensión del BMW Serie 3 E30 anterior, es decir, un esquema de brazo semi arrastrado. Para su Compact E36 V12, nuestro mecánico noruego quería una suspensión similar a la del M3 E36.

La pieza maestra de esta conversión es sin duda el motor. Se trata del V12 que equipaba el mítico BMW 850 CSi. De una cilindrada de 5.6 litros, el V12 retocado por BMW M entregaba entonces 380 CV a 5.300 rpm, aunque aquí, nos aseguran que entrega 400 CV. Va asociado a un cambio manual de 6 relaciones que envía toda la potencia y el par motor exclusivamente a las ruedas traseras.

BMW 316i Compact V12 motor

Estéticamente, este Compact V12 luce el kit carrocería de un BMW M3 E36 y llantas réplicas de Hartge (el famoso tuner ya no existe). A bordo, nos encontramos con un asientos baquets de M3, así como un salpicadero y los paneles de puerta también del M3.

El coche está en venta en Noruega, con un precio de 299.000 coronas, unos 29.000 euros, y apenas más de 100.000 km. Por precio es una auténtica ganga, pero tiene el problema de la homologación. Es de esos coches que, por edad, está en el limbo a la espera de cumplir 30 años y poder importarlo como coche histórico.

BMW 316i Compact V12

Recordemos que desde 2007, es preciso que un coche disponga de una contraseña de homologación. Si no la tiene, y es su caso al ser una creación artesanal, hay que darle una en España. Y eso significa pasar un control de emisiones de CO2, cosa que este coche pasaría difícilmente.

En Motorpasión | Probamos el BMW M2 CS: un coche auténtico que te exige y te hace sonreír a partes iguales

Temas
Inicio