Compartir
Publicidad

El BMW X2 diésel más potente llega hasta los 222 CV gracias a la mano de AC Schnizter

El BMW X2 diésel más potente llega hasta los 222 CV gracias a la mano de AC Schnizter
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El preparador germano AC Schnitzer coge por banda al último de los retoños de la extensa familia SUV de BMW, al que añade más deportividad en todos sus frentes: tanto a nivel estético y aerodinámico, como mecánico. Hablamos del BMW X2, el más pequeño de la gama todocamino y derivado del X1, pero con tintes más deportivos. Como sabemos, para el mundo del tuning nunca nada es suficiente y, por ello, el especialista alemán ha querido llevarle a un estadio superior.

Empezando por lo que entra por los ojos, AC Schnitzer viste al BMW X2 con un kit de carrocería, que, además de hacerle estéticamente más agresivo, sirve para mejorar sus cualidades aerodinámicas y, por tanto, su respuesta sobre el asfalto. El especialista alemán añade un labio delantero bajo las defensas delanteras, así como un alerón en la zaga.

BMW X2 AC Schnitzer

El preparador también sustituye la suspensión de serie del pequeño SUV premium, añadiendo una nueva que lo acerca al suelo entre 20 y 35 milímetros, lo que contribuye a su aspecto más deportivo. A nivel exterior, el conjunto se completa con unas llantas AC1, que se ofrecen en medidas 19 y 20 pulgadas en diseño bitono, y nuevas toberas para las salidas de escape, que pueden escogerse entre acabados de carbono, cromado o negro.

222 CV algo descafeinados

Por supuesto, no podía faltar en el menú la pertinente inyección de potencia. Y los escogidos para recibir una buena ración de anabolizantes han sido el BMW X2 xDrive20d y el sDrive20d, que equipan el propulsor diésel más potente de la gama del todocamino alemán: el 2.0 de cuatro cilindros en línea y 190 CV, que va gestionado por una caja de cambios automática, lo que mantiene en la preparación.

BMW X2 AC Schnitzer

AC Schnitzer eleva su entrega a los 222 CV, lo que viene siendo un extra de 32 CV. Bien es cierto que el hacer del especialista alemán se queda algo ensombrecido por el anuncio del BMW X2 M35i, el más radical hasta la fecha y que, con sus 306 CV y diferencial autoblocante, es la clara antesala del X2 M. ¿Se atreverán con él en un futuro cercano?

Por último, tampoco faltan los aportes estéticos en el habitáculo del BMW X2. El preparador añade una nueva pedalera en aluminio de corte sport, un nuevo acabado para la palanca de cambio, también en aluminio y combinando las tonalidades de rojo y negro, y un marco de nueva factura en aluminio para la pantalla del sistema de infoentretenimiento i-Drive.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio