Compartir
Publicidad

Toyota ha restaurado su coche de carreras más antiguo en existencia, este Toyota Sports 800

Toyota ha restaurado su coche de carreras más antiguo en existencia, este Toyota Sports 800
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo cierto es que nunca deja de sorprendernos la cantidad y el nivel de joyas automovilísticas que se pueden encontrar cogiendo polvo (y óxido) en un garaje. La última de estas alhajas es un Toyota Sports 800 que, según el gigante nipón, es su coche de competición más antiguo que se conserva.

Este deportivo japonés fue obra de Tatsuo Hasegawa, ingeniero responsable del desarrollo de otros Toyota muy importantes en la historia de la marca, como el Toyota Corolla. Aquel tipo que llegó de la ingeniería industrial aplicó muchos conceptos al automóvil e investigó a conciencia en materia de aerodinámica, con revolucionarios experimentos en túnel de viento.

Toyota Sports 800
Toyota Sports 800

El momento dorado de este legendario Toyota Sports 800, conocido coloquialmente como Yotahachi, tuvo lugar hace más de cinco décadas, y es que el modelo fue el primer deportivo fabricado en serie por Toyota, entre 1965 y 1969.

Ligereza y aerodinámica

Nacido en 1965, este pequeñín sorprendió en su época por batir a coches que superaban en más del doble el cubicaje de su motor. Y es que bajo el capó escondía un bloque que encaja más con un diminuto kei car que con un modelo de carreras. Hablamos de un motor de 790 centímetros cúbicos y 46 CV.

Toyota Sports 800
Toyota Sports 800

¿La clave? Su ligereza, con un peso de apenas 580 kilogramos gracias a una carrocería de aluminio, entre otras cosas, y su eficiencia aerodinámica, que le permitía alcanzar una velocidad máxima de 155 km/h.

Esta unidad en concreto del Sports 800 (chasis 10007) participó en los 500 kilómetros de Suzuka de 1966, acabando en segunda posición con el piloto japonés Mitsuo Tamura al volante, frente a rivales como el Lotus Elan, el Nissan Skyline GT o el Honda S600. Fue el único coche que no tuvo que parar a repostar, debido a su bajo consumo de combustible.

Toyota Sports 800
Toyota Sports 800

De hecho, tras las 84 vueltas al trazado de Suzuka la organización revisó el depósito de gasolina sospechando sobre posibles irregularidades, pero encontraron que todo era legal y que además aún quedaba un 30% de gasolina. El modelo apenas consumió 9,4 litros a los cien kilómetros.

Ahora, esta joya restaurada luce los colores de guerra de los actuales coches de competición de Toyota Gazoo Racing, como el Toyota Yaris WRC o el recién presentado prototipo Toyota GR Supra Racing Concept.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos