Tesla se moja y empieza a poner piscinas en los Superchargers para aliviar la espera mientras se recarga el coche

Tesla se moja y empieza a poner piscinas en los Superchargers para aliviar la espera mientras se recarga el coche
15 comentarios

Ya estamos acostumbrados a encontrar instalaciones de todo tipo junto a las gasolineras tradicionales, como por ejemplo tiendas o cafeterías. Son comodidades que nos animan a tomarnos un descanso en nuestro viaje y, en definitiva, a detenernos para algo más que los cinco minutos de repostaje.

Con la progresiva transición al coche eléctrico ya empieza a ser común hallar estos servicios también junto a los puntos de carga en carretera, como los Superchargers de Tesla. Y no es para menos, ya que algo habrá que hacer en la media hora que dura una recarga rápida. Pero lo de tomarse un baño en una piscina, algo que ya es posible en un Supercharger alemán, nos deja mucho para la reflexión.

Esta curiosidad ha dado la vuelta al mundo gracias a vídeos como éste de Tesla Welt Podcast, quienes han acudido a su reciente inauguración.

¿Una 'frikada'... o una visión del futuro?

Tesla Piscina
Foto: Tesla Welt Podcast (YouTube)

Localizado a menos de media hora de Düsseldorf y ubicado en el cruce entre dos autopistas, el Seed & Greet-Ladepark de Hilden alberga uno de los Superchargers más grandes de Alemania. Más que un área de servicio se trata casi de un parque familiar donde no faltan restaurantes y jardines con sitios para sentarse y contemplar la naturaleza.

Por tanto, parecía el lugar ideal para estrenar sobre suelo europeo la última idea de los californianos: la 'Super Pool'. Con este nombre Tesla ha creado una piscina portátil para quien tenga una larga espera por delante mientras su coche se recarga... y el bañador a mano.

A pesar de su aspecto minimalista (porque sí, aun con la pintura negra se nota que es un contenedor de mercancías reconvertido) a la Super Pool no le falta de nada. Una escalera plegable proporciona un acceso suficientemente cómodo, algunos balones hinchables flotan alegremente y una loneta enrollable está preparada para cubrir por completo la bañera cuando no se utilice.

Tesla Piscina
Foto: Tesla Welt Podcast (YouTube)

De hecho, según apuntan los autores del vídeo en los comentarios, cuenta incluso con un sistema que permitiría calentar el agua. Ello haría posible que más de un 'valiente' (siempre los hay) se animara a remojarse en ella durante el invierno.

Como buena piscina la Super Pool tiene también sus horarios, que en este caso nos dicen que estará disponible entre el 4 y el 28 de agosto, de las cuatro a las siete de la tarde.

Pero lo que esta curiosidad pone de relieve son, una vez más, los largos tiempos de espera que requieren las recargas de los coches eléctricos en comparación con la rapidez de llenar el depósito en uno gasolina o diésel.

Tesla Piscina

De momento la tecnología disponible de carga rápida (como la de los Superchargers) requiere como mínimo estar parado durante aproximadamente media hora para recuperar un 80% de la energía almacenada en la batería.

A partir de ahí cualquier alteración prolonga el tiempo de nuestra parada, bien sea porque queremos esperar al 100% de la carga, porque el cargador no esté trabajando al máximo de su potencia o, lo que ya es habitual en EE UU y otros países, porque tengamos que aguardar nuestro turno para cargar en una larga cola de coches.

Ante este panorama, la piscina de Tesla quizá no sea algo tan 'friki' como aparenta en un principio. Quizá Elon Musk lo ha vuelto a hacer, y ya imagina un futuro donde las áreas de servicio son más un "quédate y descansa bien" en lugar del actual "reposta y vete". El tiempo dará y quitará razones, pero de momento ahí está la piscina para quien tenga previsto darse un garbeo este mes con su eléctrico por Alemania.

Temas
Inicio