Compartir
Publicidad

Un policía para al conductor de un Tesla Model 3 al creer que llevaba un ordenador montado en el coche

Un policía para al conductor de un Tesla Model 3 al creer que llevaba un ordenador montado en el coche
45 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya avisamos de que el protagonismo que tiene la enorme pantalla central del Tesla Model 3 en su depurado interior iba a traer cola. Más que nada porque tienes que tocarla para acceder a casi la práctica totalidad de las funciones del coche, y puede constituir una clara distracción.

Esto es algo que la policía se toma muy en serio; tanto que a finales de septiembre un agente paró a un conductor llamado Jon Hall al ver la pantalla y le dijo que no estaba permitido llevar montado un ordenador en el coche. Hall se rió, pero el policía no.

"¿Quieres que lo quite?"

Model 3 pantalla touch screen

En el vídeo que subió hace unos días a Youtube y que hemos descubierto a través de Jalopnik, podemos ver cómo Hall es interceptado por la policía y al parar le dice: "No está permitido que lleve el ordenador montado ahí, puede tener un GPS que está bien pero no está permitido que tenga algo como...".

Hall le pregunta sonriendo si quiere que lo quite, pero al momento se da cuenta de que el policía no está bromeando, y le explica que esa enorme pantalla es parte del coche. "¿Qué es esta cosa?" Responde el agente. El conductor comienza entonces a explicarle que 'el ordenador' solo controla la mayoría de las funciones del automóvil, algo que el interlocutor encuentra bastante interesante.

El hombre acaba disculpándose, aunque es cierto que la pantalla del Tesla Model 3 llama la atención poderosamente y no todo el mundo vive inmerso en el mundo automotriz. La pantalla central del Model 3 es de 15 pulgadas, domina todo el salpicadero y agrupa absolutamente casi todas las funciones, salvo los intermitentes y luces; incluso la velocidad de acción de los limpiaparabrisas se controla desde aquí. Nada comparado, no obstante, con lo que prometen los fabricantes en los coches del futuro: puros espacios de entretenimiento.

El salpicadero del Model 3 se diseñó así debido a la tecnología autónoma, pero la práctica nos ha demostrado que aún no estamos preparados para ser conducidos; ni si quiera para asumir el control del coche en caso necesario.

Lo cierto es que en materia de seguridad, esta pantalla ha creado algunos problemas que han derivado en una actualización del software para que no suponga un objeto peligroso en caso de accidente.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio