Compartir
Publicidad

La mayoría de coches Tesla robados en EE.UU. han sido recuperados gracias a su sistema de geolocalización

La mayoría de coches Tesla robados en EE.UU. han sido recuperados gracias a su sistema de geolocalización
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La tecnología en el mundo automotriz avanza tan deprisa que los ladrones de coches casi que ser hackers más que otra cosa. Hace cosa de un año se produjo una oleada de robos del eléctrico Tesla Model S en los Países Bajos y por lo que se pudo ver gracias a las cámaras de seguridad, el ladrón operaba con un ordenador portátil.

Esta nueva forma de robar viene de la mano de la nueva forma en la que los delincuentes son cazados, especialmente en Estados Unidos. Según informa Electrek, la mayoría de Tesla robados en el país han sido recuperados gracias a la geolocalización.

Piratear la app, descifrar el código de la llave...

contacto prueba tesla model s 100D

Según un estudio de la Oficina Nacional de Delitos de Seguros estadounidense, que ha compilado los datos del Centro Nacional de Información Criminal del FBI, 112 de 115 Tesla robados han sido recuperados en el periodo que va desde 2011 a 2018.

La recuperación de los Tesla robados es llamativa, teniendo en cuenta que la tasa de recuperación total de los vehículos robados en Estados Unidos fue de solo 58.4% en 2016. Tesla tuvo un índice de recuperación del 100% ese año, gracias en parte a su tecnología de rastreo por GPS a través de su aplicación. Sin embargo, a medida que aumenta la producción, el número de Tesla robados se ha disparado en los últimos años, alcanzando un máximo anual de 57 en 2017 .

Tesla Robos Fuente: MarketWatch.

Para el director de la Oficina, en estas tasas de recuperación no solo juega a su favor la geolocalización del coche, sino la complejidad que implica conducirlo. Tal y como pudimos comprobar en el Model X, todo se maneja desde la gigantesca pantalla de 17 pulgadas que preside el salpicadero. en el resto del vehículo sólo hay dos botones, uno para abrir la guantera y el otro para activar los intermitentes de emergencia.

Una tarea que puede resultar compleja si no estás muy metido en el mundo tecnológico o necesitas salir corriendo sin pararte a pensar demasiado porque estás a punto de robar el coche, a pesar de que la puesta en marcha es muy intuitiva. Sin mencionar que el coche necesita un Supercargador para seguir rodando.

Tesla Model S 100D contacto

Una de las técnicas para robar estos vehículos es de forma remota. Un ladrón puede transmitir una señal desde un dispositivo o llave desde otro lugar, de forma que se descifre el código de la llave o directamente se acceda de forma fraudulenta a la app. Y si no, lo pueden remolcar.

Algo que se puede evitar con actualizaciones de software o deshabilitando la entrada pasiva, tal y como detalla el fabricante.

¿El objetivo? Desmantelar el vehículo para venderlo por piezas en el mercado negro.

Pero Tesla no es el único fabricante que cuenta con un sistema similar de geolocalización. Mercedes-Benz tiene su aplicación Mbrace y General Motors ha triunfado durante muchos años con la desaparecida OnStar, que ha ayudado a la policía a localizar 100.000 vehículos robados desde 1996 -sin saber si todos fueron recuperados-. En 2008, introdujo una función que ralentiza remotamente un vehículo robado en una persecución a alta velocidad.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio