Publicidad

El Dyno Mode del Tesla Model 3 convierte este coche eléctrico digital en un automóvil analógico

El Dyno Mode del Tesla Model 3 convierte este coche eléctrico digital en un automóvil analógico
12 comentarios

De sobras son conocidos los “huevos de Pascua” de los Tesla, pero el Dyno Mode del Tesla Model 3 no es un huevo de Pascua con el que los programadores e ingenieros de la marca añaden una función divertida e inofensiva para sacarte una sonrisa. El Dyno Mode es la función que convierte un coche digital en un automóvil analógico.

Activando el Dyno Mode, lo que haremos será desactivar todas las ayudas a la conducción de las que dispone el coche. A saber, el control de crucero, el control de estabilidad y el asistente de frenada de emergencia quedarán inutilizados. A priori, sí que conservaría activo el ABS. Vamos, que el Tesla se conduciría entonces como casi cualquier coche de hace tan sólo 20 años.

A la base la idea del Dyno Mode es una función para poder preparar a posteriori el coche, con mejoras de suspensiones, por ejemplo. Y es que inicialmente, el Dyno Mode es un modo para ingenieros, “mecánicos” y en general para quien tenga la necesidad o la curiosidad de comprobar la potencia de su Tesla en un banco de potencia (Dynamometer, en inglés).

En un documento sometido a la EPA (la agencia de proteccción mediomabiental federal y encargada de homologar los consumos y autonomías de los coches), Tesal explica cómo activar el modo Dyno. La secuencia es muy sencilla y sería de la siguiente manera:

  1. Poner el cambio en la posición P
  2. Mientras se mantiene presionada la palanca del intermitante hacia abajo (como para indicar un giro a la izquierda), hay que pulsar con la otro mano la T del logotipo Tesla en lo alto de la pantalla.
  3. Teclear el código de activación “dynotest”

Para desactivar el Dyno Mode hay que pulsar la opción de “Power Off” dentro de la pestaña de Seguridad y Privacidad en la pantalla.

Solo para bancos de potencia

A priori, el Dyno Mode se asemeja al clásico botón que permite desconectar el control de tracción y/o de estabilidad en la mayoría de coches. Pero nada más lejos de la realidad.

En la mayoría de coches esta función es útil en caso de conducción sobre nieve en el que para arrancar es normal que las ruedas patinen un poco, incluso con neumáticos de nieve. Si lo dejásemos conectado, el coche detectaría el patinaje, frenaría las ruedas y/o cortaría potencia y no saldríamos nunca.

Tesla Model 3 Dyno Mode

En los deportivos es también útil para la conducción en circuito, en tandas, donde para sacar el máximo partido e ir más rápido es preciso en ocasiones dejar que el coche se deslice ligeramente, ya sea hacia el interior de la curva al entrar en una, o bien hacia el exterior cuando salimos de ella y aceleramos de nuevo.

En ese sentido parece una buena idea que la secuencia de activación sea así de engorrosa y requiera una contraseña (e incluye además un mensaje de advertencia en el que se recomienda no usarlo en carretera abierta). Así, nadie podrá decir que lo activó por error.

Sin embargo, entendemos que, aunque el Dyno Mode permita conseguir mejorar un 0 a 100 km/h en unas pocas décimas de segundo o derrapar de forma pronunciada cual exhibición de drift, ese no es su propósito, tal y como lo evidencia las secuencias de activación y desactivación.

Tesla Model 3 Dyno Mode

En primer lugar porque en el Tesla Model 3 Performance, el Track Mode ya deja cierta libertad de deslizamiento al coche e incluso permite derrapar francamente (aunque la manera de conseguirlo sea muy poco intuitiva). Y en segundo lugar, la secuencia de desactivación del Dyno Mode es igual de lenta, entiendo para no reactivar las ayudas mientras el coche en el banco de potencia. Sin embargo, sí que sería útil una reactivación más sencilla antes de volver a la calle con el coche, paro no ir con los sistemas desactivados por error.

Aun así, el Dyno Mode se podría usar en carretera abierta o circuito. Sería legal, pues no hay ninguna norma que nos obligue a circular con el ESP (control de estabilidad) conectado. Otra cosa muy distinta es que sea recomendable hacerlo. Especialmente cuando no se tiene la suficiente experiencia y/o cabeza fría para llevar un coche de 462 CV y 660 Nm para casi 1.800 kg, con todo lo que eso conlleva en inercias.

Más que nada porque nadie, incluso el más experto de los pilotos, está a salvo de cometer un error. Y los ESP sirven para eso, recuperar en la medida de lo posible los errores de conducción. Como decía -más o menos- el gran Walter Rhörl, “el ESP sirve para corregir errores y si no cometes un error, el ESP no actuará”.

En Motorpasión | ¿Qué emite más CO₂: un coche eléctrico o un diésel? Una pregunta demasiado fácil para lo complicada que es la respuesta | Probamos el Tesla Model X P100D, porque ya no hace falta gasolina para ponerse a 100 km/h en 3,1 segundos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios