Compartir
Publicidad
Publicidad

Nuevos sistemas anti-distracciones de Volvo para finales de año

Nuevos sistemas anti-distracciones de Volvo para finales de año
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dentro de poco los Volvo S80, V70 y XC70 tendrán disponible un paquete de seguridad denominado Driver Alert System, que integra dos sistemas que tratan de evitar accidentes por distracciones.

El primer sistema vigila la forma de conducir durante el viaje, a partir de 65 Km/h, obteniendo información de una cámara instalada encima del retrovisor interior que va leyendo la carretera, junto a otros sensores. El segundo está pendiente de que no cambiamos de carril sin motivo justificado.

DAC – Control de alertas al conductor

Seguridad Volvo
Cuando este sistema detecta que el vehículo no está siendo adecuadamente controlado por el conductor, emite una señal acústica acompañada de una imagen que se proyecta en el tablero de instrumentos.

Es un pictograma que representa una taza y un aviso que dice “Momento para descansar”. El sistema no recurre a una cámara que lee los movimientos oculares ya que los responsables de Volvo consideran que dicha tecnología se encuentra en una fase muy temprana como para explotarla.

El sistema también es útil cuando el conductor conversa por el teléfono móvil o se pone a discutir con la familia. Simplemente, la unidad de control detecta que el conductor no está a lo que tiene que estar y entonces decide avisarle.

Seguridad Volvo

Mediante la vigilancia de la distancia entre el vehículo y las marcas viales, el sistema valora la calidad de la atención a la conducción. Esto significa que se trata de vigilar la conducción, no el comportamiento humano.

Mediante una función del ordenador de abordo, el conductor puede saber objetivamente la atención que está prestando. Se muestran 5 barritas si la conducción se considera totalmente atenta, y mientras disminuye la atención, se van perdiendo barritas hasta obtener el aviso.

Opino que es tan peligroso como ir atento al económetro instantáneo mientras vamos conduciendo. Es ilógico cambiar una distracción por otra, pero utilizar esta función es estrictamente voluntario.

El coche en ningún caso hará nada por su cuenta, se limita a avisar al conductor, del mismo modo que los limitadores de velocidad actuales avisan, pero no llaman a la Guardia Civil ni frenan el coche; como mucho, no dejan pasar el límite hasta que pisamos el acelerador a fondo.

LDW – Alerta de cambio de carril

Los Citroën incorporan desde hace pocos años un sistema de alerta de cambio de carril. Mediante unos sensores infrarrojos, un ordenador vigila que no se cambia de carril de forma injustificada. Marcas viales, contínuas o discontínuas, se monitorizan constantemente, a partir de cierta velocidad. Cuando el vehículo traspasa una marca vial, recibimos unas vibraciones en el culo las posaderas en el lado en el que hemos tenido el despiste.

Seguridad Volvo

Si tenemos el intermitente correspondiente puesto, no recibimos la advertencia. Es una forma saludable de acostumbrarse a usar los intermitentes, elemento que muchos conductores parecen desconocer (a la vista de los resultados) o que creen que les va a costar dinero usarlos. Por otro lado, reduce el riesgo de salida de la vía ya que antes de que sea tarde, podemos recibir un toque de atención, pero nada más.

Seguridad Volvo
Ahora Volvo añade este sistema de seguridad llamado LDW, que está pendiente de las marcas viales a partir de 65 Km/h y mientras se mantengan 60 o más.

Una advertencia acústica será la encargada de avisar a los conductores distraidos que se están saliendo del carril, por despiste, o por no señalizar. Es posible desconectar el sistema mediante un botón del salpicadero, como ocurre en los Citroën.

Volvo cree que el sistema LDW podrá prevenir el 30-40% de los accidentes por salida de vía en el rango de velocidades entre 70 y 100 Km/h.

Limitaciones del sistema

Todo sistema tiene sus limitaciones, y el de Volvo, como está basado en señales visuales, depende de las condiciones metereológicas y de la calidad de las marcas viales para ser efectivo. En todo caso, Volvo y el sentido común nos recuerdan que es responsabilidad del conductor saber cuándo hay que parar a descansar o la voluntad de usar los intermitentes o permanecer en el carril.

Suponen una ayuda, pero en última instancia, se requiere una decisión humana, el sistema se limita a avisar del peligro.

Algunas estadísticas para reflexionar

  • Algunos estudios afirman que el 90% de todos los accidentes de tráfico están causados por distracciones
  • Según la NHTSA norteamericana, los conductores que se duermen al volante causan cada año 100.000 accidentes de tráfico (sólo en EEUU), con 1.500 pérdidas humanas y más de 70.000 heridos.
  • En Europa, más de lo mismo. La GDV alemana estima que el 25% de los accidentes mortales en Autobahn están causados por fatiga del conductor.
  • En las autovías de Estados Unidos, las salidas de vía de un sólo vehículo suponen la cuarta parte de todos los accidentes y la tercera parte de las víctimas mortales

Estas cifras nos recuerdan lo que hay que tomarse en serio la concentración al volante y circular convenientemente despejado. La fatiga no distingue entre noveles o expertos, somos humanos y nos cansamos.

Volvo se moja ahora con esta nueva tecnología, y esperemos, por el bien de todos, que estos sistemas empiecen a ser popularizados como pasó en su día con los cinturones de seguridad, los airbags o los reposacabezas activos, para reducir las escandalosas cifras de tráfico que tenemos.

Imaginad por un momento que todos los vehículos del parque automovilístico en España, en 2008, tienen estos sistemas. ¿Cuántas vidas creeis que se salvarían?

Fuente | Volvo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos