Compartir
Publicidad
Publicidad

La reducción de emisiones de CO2 llega a las carreras

La reducción de emisiones de CO2 llega a las carreras
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Es una evidencia que la reducción de emisiones de CO2 es uno de los caballos de batalla de los fabricantes de automóviles en este siglo de conciencia medioambiental creciente. Las normas que legislan las emisiones van cambiando, e incluso a partir del próximo 1 de enero, en España va a existir la posibilidad de estar exento de pagar impuesto de matriculación si el coche al que hay que ponerle la placa emite menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro.

Pero la conciencia mediaombiental avanza firmemente a todos los ámbitos del mundo del motor, y si es normal en los últimos años oir hablar de una Fórmula 1 más verde que la FIA intenta inventar, hay campeonatos que ya están dando los primeros pasos en firme para intentar colaborar en la tarea. En concreto, el campeonato británico de turismos (BTCC) ya ha anunciado que a partir de 2009 los coches participantes tendrán que adecuarse a un límite de emisiones de CO2.

La esperanza del jefazo del BTCC, Alan Gow, es que “otras competiciones del Reino Unido y del mundo entero sigan este camino”, reconociendo estar muy orgulloso de “liderar esta iniciativa mundial”. Para Gow, esta medida es mucho más decisiva que obligar a los competidores a usar biocombustibles, ya que “reducir las emisiones de los coches de carrera al mismo nivel, o por debajo, de las equivalentes del mismo modelo de calle, con la misma gasolina que todos nosotros utilizamos, es un compromiso mucho más adecuado y significativo”.

Durante la temporada 2008 se investigará activamente sobre los test de emisión, apoyándose en los principales constructores de motores y en los equipos. A ver cuántas categorías siguen la iniciativa.

Sinceramente, si esta medida tenía que entrar en alguna modalidad de competición, no existe ninguna más adecuada que las carreras de turismos, porque al fin y al cabo, participan los mismos coches que inundan nuestras calles. No debemos olvidar que reducir las emisiones de CO2 es, básicamente, reducir el consumo específico de los motores, y por lo tanto, el resultado final serán tecnologías y motores más eficientes.

Vía | Autosport

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos