Publicidad

Este motor diésel recién desarrollado promete reducir las emisiones contaminantes en un 80%

Este motor diésel recién desarrollado promete reducir las emisiones contaminantes en un 80%
25 comentarios

Publicidad

Publicidad

En pleno ocaso del diésel, unos investigadores del Instituto CMT-Motores Térmicos de la Universitat Politècnica de València (UPV) han desarrollado un motor de gasóleo de bajo consumo que, aseguran, reduce la emisión de partículas contaminantes en un 80 %, consiguiendo que las mismas tengan un tamaño inferior a 23 nanómetros

Los estudiosos aseguran que este propulsor dispone de soluciones técnicas que ya podrían estar disponibles en la actualidad para su integración en mecánicas que llevarán futuros automóviles medianos y grandes, así como vehículos comerciales ligeros o furgonetas.

Enmarcado dentro del proyecto Dieper, este motor diésel es el resultado de tres años de trabajo. Liderado por la multinacional austriaca AVL, especializada en sistemas de propulsión, el proyecto ha contado con la participación de marcas como Renault, Iveco y Fiat, así como de fabricantes de componentes como Bosch, Siemens o Continental, además de centros de investigación como el Instituto CMT-Motores Térmicos de la UPV, además de otros IFP Energies Nouvelles (Instituto Francés del Petróleo) o el italiano Istituto Motori.

Partículas inferiores a 23 nanómetros

Desarrollan un eficiente motor diésel que reduce la emisión de partículas contaminantes en un 80%

El objetivo del proyecto Dieper es el de desarrollar sistemas de propulsión diésel y tecnologías posrtratamiento de emisiones para berlinas medias y grandes, así como para comerciales de hasta 3.500 kilos, que mejoren los límites fijados por la normativa actual de emisiones Euro 6, en condiciones reales.

Y así nace este propulsor que ya ha sido implementado en vehículos a modo de prueba final: uno de transporte de pasajeros, en este caso en una Renault Espace, así como en un vehículo industrial ligero: una furgoneta Iveco Daily. Su desarrollo comenzó hace 36 meses, en octubre de 2016.

Según Jesús Benajes, catedrático e investigador en el Instituto CMT-Motores Térmicos y que ha coordinado la parte del proyecto relacionada con los procesos termo-fluidodinámicos en el interior del motor, la claves de este motor de gasóleo altamente eficiente reside en el uso de relaciones de compresión variable, así como la mejora de la gestión térmica y el desarrollo de nuevos filtros de partículas.

Este motor diésel recién desarrollado promete reducir las emisiones contaminantes en un 80%

"Equipados con el motor desarrollado en el marco del proyecto, ambos (vehículos) corroboran los buenos resultados de las investigaciones que hemos llevado a cabo, tanto en consumo de combustible como en la reducción de las partículas de tamaño inferior a 23 nanómetros que se emiten por el tubo de escape”, asegura Benajes.

Para hacer posible este motor, y antes de probarlo en entorno real, se ha reproducido su comportamiento en simulaciones por ordenador, de lo que se ha encargado Jaime Martín, profesor titular e investigador del CMT. El mismo asegura que uno de los principales retos a los que se han enfrenado es optimizar todos los sistemas del motor en diferentes situaciones de conducción.

"Los sistemas de post-tratamiento que reducen las emisiones son muy sensibles, por ejemplo, a la temperatura de los gases de escape, que cambia mucho si se conduce por ciudad o por autopista. Debemos asegurar un óptimo funcionamiento de todos los dispositivos en cualquier carretera, condiciones meteorológicas y tipos de conducción", explica Martín.

En un futuro que se antoja eléctrico, aún queda margen para seguir desarrollando mecánicas térmicas más eficientes. Sirva de ejemplo el recién estrenado propulsor Skyactiv-X de Mazda, un gasolina con consumo de diésel y que se caracteriza por sus emisiones más comedidas en comparación con los actuales motores térmicos de la firma nipona.

En Motorpasión | Así están matando los objetivos de emisiones a los coches pequeños, favoreciendo a los SUV | No todo es culpa del diésel. Así se forman los NOx en los motores de gasolina

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir