Después de sentenciar los botones táctiles, Volkswagen reconoce que su sistema multimedia tiene lagunas. La solución está en camino

Después de sentenciar los botones táctiles, Volkswagen reconoce que su sistema multimedia tiene lagunas. La solución está en camino
12 comentarios

Solo unas semanas después de reconocer que los botones capacitivos del volante son menos funcionales que los mandos físicos, Volkswagen admite que el sistema de infoentretenimiento que usan muchos de sus coches es mejorable.

El grupo alemán ya está trabajando para solucionarlo a través de una actualización de software, pero también se ha propuesto mejorar el hardware a corto plazo.

Un sistema que tiene carencias desde que nació

Volkswagen Multimedia 13

Hace tiempo que sistemas de infoentretenimiento pasaron a tener un papel clave en todos los coches nuevos. Durante varias décadas, si el equipo de sonido no era lo suficientemente bueno, bastaba con cambiarlo por uno de cualquier marca especializada en car audio.

Incluso muchos clientes optaban por comprar el coche sin radio para instalar un equipo car audio de buena calidad. Esta práctica llegó a su época dorada con el tuning de los años 2000, al mismo tiempo que los fabricantes otorgaron más protagonismo a los sistemas multimedia con la llegada de las pantallas. Y entonces todo cambió.

A partir de ese momento, sustituir el equipo de origen por uno “aftermarket” dejó de tener sentido porque muchas funciones básicas del coche que no tenían nada que ver con la música se manejaban desde la pantalla central, como los nuevos navegadores o la climatización.

Volkswagen Multimedia 7

Ese fue el momento en el que empezamos a dar importancia a la calidad de los sistemas de infoentretenimiento, que poco a poco han mejorado para incorporar nuevas funcionalidades, como la conexión a internet, los comandos por voz o los asistentes personales.

Durante mucho tiempo, las marcas del Grupo Volkswagen incorporaron sistemas multimedia francamente buenos: eran intuitivos, rápidos, tenían una buena ergonomía, su interfaz era vistosa y, en general, resultaban eficaces. Mientras tanto, otras firmas se conformaban con equipos peor diseñados, más lentos, con retraso en la respuesta (lag) y una apariencia menos llamativa.

Sin embargo, el Grupo Volkswagen dio un paso atrás cuando apareció el último sistema de infoentretenimiento para los nuevos Volkswagen, Seat, Skoda y Cupra, conocido como MIB3.

Volkswagen Multimedia 4

Fue el primer sistema con software íntegramente desarrollado por la compañía alemana y lo incorporan coches como el Volkswagen Golf de octava generación, la cuarta entrega del Seat León y otros modelos asentados sobre las plataformas MQB EVO y MEB, como los Volkswagen ID.3, Cupra Born y Volkswagen ID.Buzz.

Desde el primer momento las críticas no han sido buenas, ni en lo que respecta al software ni a la parte del harware. Falta fluidez, hay errores inesperados que bloquean el sistema durante un tiempo, no es tan intuitivo y se echan en falta botones físicos para controlar funciones básicas, como subir y bajar el volumen.

Además, los controles táctiles para regular la temperatura del climatizador y el volumen no están retroiluminados y cuesta manejarlos en plena noche. Tampoco ayudan los botones capacitivos del volante que incorporan ciertos modelos, como el Golf o el ID.4.

Volkswagen Multimedia 11

Volkswagen es consciente de ello. De hecho, su nuevo CEO, Thomas Schäfer, los sentenció hace unas semanas y aseguro que recuperarían los botones físicos en los volantes multifunción. Ahora, el director de la compañía alemana admite los problemas del sistema de infoentretenimiento y asegura que todos los errores se solucionarán a corto plazo.

En una entrevista con la revista CAR, Schäfer dijo: “Sabemos lo que tenemos que hacer. Recibimos comentarios de los clientes y también de los periodistas que nos dicen que esto no es bueno y que debemos mejorarlo”.

El máximo responsable de Volkswagen también es consciente del problema que supone la falta de retroiluminación de algunos mandos: “Una de las críticas es que las funciones del control deslizante no estaban iluminadas, por lo que no sabías que estaban allí durante la noche. Eso está arreglado ahora y llegará el próximo año. Estarán todos iluminados”, señaló Schäfer.

Volkswagen Multimedia 12

Queda por ver de qué manera soluciona Volkswagen sus problemas con el sistema de infoentretenimiento. Una actualización de software inalámbrica es fácil de implementar en los coches que se han vendido hasta ahora y puede solucionar muchos errores, además de mejorar la experiencia de usuario.

El harware no es tan sencillo y habrá que esperar a los futuros lanzamientos para conocer esta versión mejorada del sistema MIB3. Cuando llegue su actualización, el Volkswagen Golf 8 podría ser uno de los primeros coches del Grupo que incorpore un equipo multimedia mejorado.

Mientras tanto, Schäfer señala que en Volkswagen no dejan de trabajar para enmendar los errores, probando nuevos diseños, escuchando a clientes y haciendo un seguimiento constante del proceso de mejora.

Volkswagen Multimedia 9

Mientras tanto, Google y Apple también están completamente centrados en sus propios sistemas de infoentretenimento desarrollados para integrarse en cualquier vehículo.

Volvo, Polestar o Renault ya apuestan por Android Automotive. Si Volkswagen pretende seguir utilizando su propio sistema, debe ponerse las pilas. Ser consciente de sus errores y buscar soluciones es el primer paso.

Temas