Rectificar es de sabios. Volkswagen sentencia los mandos capacitivos del volante y recupera los botones físicos de toda la vida

Rectificar es de sabios. Volkswagen sentencia los mandos capacitivos del volante y recupera los botones físicos de toda la vida
18 comentarios

Los fabricantes de coches nunca han dejado de innovar. Algunos de sus inventos llegaron para quedarse para siempre, mientras que otros desaparecieron discretamente sin que nadie los echara en falta.

Los botones capacitivos del volante de Volkswagen formarán parte de este último grupo. El director de la compañía alemana, Thomas Schäfer, acaba de anunciar que recuperarán los mandos físicos del volante porque “es lo que quieren los clientes de Volkswagen”.

Los clientes mandan

Volkswagen Mandos Volante 6

La aparición de los primeros volantes multifunción con botones supuso un paso hacia delante en la industria del automóvil. Desde ese momento, el diseño del interior cambió porque algunas funciones se podían manejar sin quitar las manos del volante. Varias décadas después, todos los coches del mercado incorporan botones en el volante.

Pero las marcas siempre están pensando en innovar y hace unos años Volkswagen decidió dar una vuelta de tuerca al volante multifunción convencional, es decir, el que tiene botones físicos. Con el lanzamiento del Volkswagen Golf de octava generación llegaron los botones capacitivos a los volantes de la marca y, poco a poco, los han ido incorporando otros modelos de la firma.

Estos botones proporcionan una respuesta háptica y vibran ligeramente cuando se pulsan, pero la experiencia de usuario no tiene nada que ver con la de los botones tradicionales. Su manejo es impreciso y no resultan igual de intuitivos que los mandos ‘de toda la vida’.

Volkswagen Mandos Volante 4
El Volkswagen Golf básico utiliza un volante multifunción con botones convencionales

Y lo cierto es que, desde que los utilicé por primera vez en el Volkswagen Golf hace casi tres años, no he conseguido acostumbrarme a estos botones. Algo tan simple como cambiar a la siguiente canción, subir el volumen  o cambiar la vista del cuadro digital se convierte en una tarea complicada, sin embargo, con los botones físicos de las versiones básicas del Golf es mucho más fácil.

Las pantallas táctiles ya nos han complicado mucho la vida. Antes bastaba con mover una palanca para regular los espejos retrovisores; ahora tenemos que tocar una pantalla cuatro veces. Es cierto que los interiores sin botones tienen un diseño más limpio, pero no siempre se puede sacrificar la función en favor de la forma.

Los botones capacitivos de Volkswagen son el mejor ejemplo, pero la marca alemana es consciente de que no han tenido la acogida que se esperaba y ahora ha decidido recuperar los botones convencionales.

Volkswagen Mandos Volante 8

El encargado de anunciarlo ha sido el CEO de la compañía, Thomas Schäfer, a través de una publicación de LinkedIn: “Estamos perfeccionando nuestro portafolio y nuestro diseño, además de crear una nueva simplicidad en la operación de nuestros vehículos. Por ejemplo ¡recuperamos el volante con botones! Eso es lo que los clientes quieren de VW”.

El feedback de los clientes ha sido básico para tomar esta decisión. Modelos como el Golf se ofrecen con botones convencionales en sus acabados más sencillos, pero otros, como el ID.4, solo están disponibles con mandos capacitivos en el volante. No sabemos si Volkswagen esperará a actualizar estos vehículos para introducir los botones tradicionales o directamente los sustituirá en las versiones actuales.

En principio, el Volkswagen Golf será el primero en deshacerse de los mandos capacitivos del volante porque su actualización debería llegar en cuestión de meses. Está por ver si Volkswagen sigue escuchando a sus clientes y toma alguna decisión respecto a los controles táctiles de su sistema multimedia.

Volkswagen Mandos Volante 14

Además de estrenar los botones capacitivos en el volante, la octava entrega del Volkswagen Golf introdujo en la gama de la marca el nuevo sistema multimedia, con controles táctiles situados bajo la pantalla que permiten subir y bajar el volumen, así como regular la temperatura del climatizador.

Su efectividad también se ha puesto en entredicho, en parte porque estos botones no están iluminados y cuesta manejarlos en plena noche. Si fuesen físicos, sería más fácil memorizar su ubicación y utilizarlos de forma intuitiva, sin necesidad de mirar para comprobar si se está subiendo o bajando el volumen.

Muchas veces, cuando algo funciona es mejor no cambiarlo, pero también es importante reconocer los errores y rectificar, aunque el Golf lleve tres años a la venta con los botones capacitivos del volante.

Temas