Siete coches prácticos, sencillos y (casi) sin pantallas táctiles
Compra de coches

Siete coches prácticos, sencillos y (casi) sin pantallas táctiles

Los coches actuales están llenos de funciones personalizables vía una pantalla táctil. Del navegador hasta el control del climatizador pasando por los modos de conducción o la intensidad del alumbrado interior, casi todo se ajusta vía una pantalla táctil.

Sin embargo, no todo el mundo necesita estos sistemas y sólo busca un coche sencillo para desplazarse y sin tanta aparente tecnología, como podría ser el caso de una persona mayor o alguien con un presupuesto ajustado.

No son muchos los coches nuevos que cumplen con esa premisa de sencillez, ejemplificada por la ausencia de pantalla táctil. Y en caso de equipar una pantalla táctil, ésta no resulta imprescindible para las funciones del coche.  Estos son algunos de los modelos que recomendamos.

Dacia Sandero Stepway, desde 14.268 euros

Dacia Sandero Stepway

El Dacia Sandero Stepway es un modelo polivalente. Mide 4,10 metros de largo y comparte plataforma con los actuales Renault Clio y Renault Captur. Así, el Sandero Stepway estrena sistemas de ayudas a la conducción, como la frenada automática de emergencia y el asistente de aparcamiento que no podía equipar en la anterior generación.

Los nuevos Dacia han perdido ese aura de low cost y se han convertido en coches esenciales. Es decir, prescinden de equipamientos que no son primordiales, como la pantalla táctil (aunque está disponible en opción por 416 euros en el Sandero Stepway).

Dacia Sandero Stepway

A bordo, en las versiones más básicas, el coche carece de pantalla de infoentretenimiento, siendo el móvil del conductor el que se convierte en ese sistema (equipa una toma USB y un soporte integrado en el salpicadero para ello).

Dacia Sandero interior

La gama se compone de dos motores, un gasolina de 90 CV y un bifuel gasolina-GLP (gas licuado de petróleo) de 100 CV, el ECO-G, que goza de la etiqueta ECO. Los precios van de los 14.268 euros del TCe de 90 CV Essential a los 17.668 euros del TCe 110 CV con acabado Expression.

A destacar que el Dacia Sandero, que carece del aspecto aventurero del Stepway, está disponible desde 12.790 euros. En cuanto al nuevo Dacia Logan, un Sandero con maletero de 532 litros, ha dejado de venderse en España debido a sus pocas ventas, aunque en Dacia aseguran que es algo puntual.

Dacia Jogger

Por otra parte, la marca rumana propone el Dacia Jogger, un station wagon de aspecto aventurero con hasta siete plazas y un maletero de 708 litros en configuración de cinco plazas desde 17.440 euros.

Citroën C3, desde 16.775 euros

Citroën C3

Citroën lleva en su ADN lo de crear coches sencillos y sin equipamiento superfluo, como lo fue el 2 CV en su época. Ese testigo de coche sencillo, práctico y asequible lo recoge hoy en la gama del fabricante francés el Citroën C3, especialmente la versión de acceso equipada con el motor 1.2 PureTech de 82 CV que cuesta desde 16.775 euros (14.425 euros financiando con la marca).

Citroen C3 Interior

Esta versión cuenta con todo el equipamiento imprescindible hoy en día, incluido el aire acondicionado. En ese acabado, el coche carece de pantalla táctil, la cual sí equipan los acabados superiores (siendo ésta de 7 pulgadas). No solamente es uno de los coches más racionales y sencillos del mercado, sino que además cuenta con un diseño original, una habitabilidad más que correcta y, sobre todo, es el más cómodo de la categoría. Todo un heredero espiritual del 2 CV.

FIAT Panda, desde 14.350 euros

Fiat Panda

El Fiat Panda es todo un icono del automóvil, aunque la última generación no lo ha tenido fácil al estar a la sombra del Fiat 500. Actualmente, sólo está disponible con el motor microhíbrido 1.0 litro de 70 CV y cambio manual.

Fiat Panda Interior

El Fiat Panda mide tan sólo 3,65 m de largo, cuesta desde 14.350 euros y equipa de serie todo lo imprescindible, como la dirección asistida y el aire acondicionado (el climatizador eléctrico es opcional). Carece de pantalla táctil, pero no de pantalla, la cual sirve esencialmente para la radio y la conexión con el teléfono móvil.

Suzuki Ignis, 16.304 euros

Suzuki Ignis

El pequeño Suzuki Ignis podría ser el equivalente japonés del Fiat Panda. Este crossover de sólo 3,70 m equipa un motor microhíbrido de 83 CV (que le permite lucir una etiqueta ECO) asociado a un cambio manual de 5 marchas y parte de los 16.304 euros. Existe también una versión con cambio automático CVT y tracción integral (desde 18.464 euros).

A bordo, la presentación es de factura muy clásica. La ventaja es que así todos los controles y mandos son fáciles de alcanzar. Además, el conjunto desprende una sensación de robustez. Es un coche realmente sencillo a pesar de su agresivo diseño.

Suzuki Ignis

Aun así, el Suzuki Ignis equipa una pantalla táctil central de 7 pulgadas, compatible con Apple Carplay y Android Auto, pero su uso no es imprescindible para la mayoría de las funciones del coche. De hecho, sin un móvil conectado, sus funciones son relativamente limitadas (radio, ordenador de a bordo, etc).

Por otra parte, dispone de asientos traseros deslizantes en dos partes, que permite aumentar el espacio a bordo o en el maletero de 260 litros. Sencillo y práctico.

Honda Jazz, 22.950 euros.

Honda Jazz

El Honda Jazz e:HEV es una de las propuestas más racionales y logradas del mercado. Es un coche de 4 metros con un motor híbrido de 1.5 litros y 109 CV asociado a un cambio automático.

Es muy espacioso y versátil (los asientos traseros deslizantes se abaten o levantan para cargar objetos). Es también cómodo, realmente parco en consumo (5 l/100 km de media real), robusto y con etiqueta ECO de la DGT.

Honda Jazz Asientos

Goza, además, de un buen equipamiento de serie (10 airbags, sistema de mantenimiento de carril, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, pantalla táctil de 9 pulgadas, climatizador).

Honda Jazz Interior

Equipa una pantalla táctil, pero la cual sin móvil conectado apenas sirve para algo más que el ordenador de a bordo y navegar por la música que tengamos en un USB, pues la radio se controla vía botones físicos. A pesar de la pantalla es uno de los coches más fáciles de usar del mercado. Su principal inconveniente podría ser el precio, pues parte de 22.950 euros.

Temas