Publicidad

Cazados tras patear el enchufe de un Tesla Model 3 gracias al chivatazo del Modo Centinela que tiene el coche

Cazados tras patear el enchufe de un Tesla Model 3 gracias al chivatazo del Modo Centinela que tiene el coche
20 comentarios

Publicidad

Publicidad

Un nuevo caso con el Modo Centinela de Tesla como protagonista ha vuelto a hacerse viral. En esta ocasión, el sistema de vigilancia de un Tesla Model 3 ha cazado a dos amables jóvenes intentando desconectar el enchufe del coche eléctrico, incluso recurriendo a patadas, mientras se estaba cargando aparcado en el parking de un hotel de Las Vegas.

Se trata de otra muestra más de la utilidad de esta tecnología de vigilancia incorporada en los modelos de la firma californiana, pues permitió al dueño del Tesla alertar a la seguridad privada del hotel casi al momento de producirse los hechos, además de asustar a los 'simpáticos' transeúntes que dejaron rápidamente en paz al Model 3.

Desde que el Modo Centinela, o Sentry Mode, se implementó en los coches de la marca a principios del año pasado, muchos vídeos grabados por este sistema, que posteriormente han publicado sus dueños en las redes sociales, se han convertido en virales.

Los mismos han retratado de todo, no sólo intentos de robo, sino también lo que parecen 'venganzas' contra los automóviles de la firma de Palo Alto, como es el caso de la señora que sacó la llave a pasear para 'acariciar' la carrocería de un Tesla Model 3, el sin techo arremetiendo contra el coche al verlo aparcado o el caso que hoy nos ocupa.

'Miedo y Asco en Las Vegas' y un coche eléctrico

Cazados tras patear el enchufe de un Tesla Model 3 gracias al chivatazo del Modo Centinela que tiene el coche

El vídeo publicado en el canal de Youtube de este dueño de un Tesla Model 3, en el momento en el que se escribe este artículo, ya va por los 1,2 millones de reproducciones en menos de una semana: fue subido el pasado viernes 10 de enero y en su poco más de minuto de duración los hechos, que tuvieron lugar el 9 de enero de madrugada, quedaron perfectamente grabados.

El Model 3 en cuestión estaba estacionado en el aparcamiento del hotel Park MGM y cargándose plácidamente, cuando dos jóvenes cuyo coche estaba aparcado a pocas plazas del modelo eléctrico se acercaron al mismo. El primero de ellos simplemente mira el enchufe y lo toquetea levemente, mientras que el segundo pasa a la acción tirando con violencia del cable, intentando sacar el enchufe y, por último, se lía a patadas con el mismo.

El compañero se une a la fiesta y también propina un puntapié al Model 3, momento en el que se activa la alarma del automóvil: entonces, ambos se asustan, se montan en el coche y escapan de la escena, quizá sin saber que las cámaras del modelo californiano habían grabado la situación.

"Nuestro Model 3 pudo alertarnos de que alguien estaba agrediendo al coche a las 2:00 en Las Vegas. Tenía el Modo Centinela activado y grabó a estas personas que intentaban desconectar el enchufe de carga. Pude informar y enviar esto a la seguirdad del Park MGM. ¡La tecnología es genial!", se puede leer en el texto que acompaña el vídeo.

Los motivos del reprobable comportamiento de ambos individuos se desconocen: quizá eran haters de la marca, de los coches eléctricos en general o quizá estaban comprobando la eficacia del Modo Centinela... Sea como fuere, el dueño no lo aclara.

Así funciona el Modo Centinela, que ayuda hasta a recurrir multas

Tesla Model 3 Interior

El Modo Centinela, se añadió en los Model 3 en febrero de 2019, así como en los Tesla Model S y Model X fabricados a partir de agosto de 2017. El mismo se vale de las nueve cámaras ubicadas en el exterior de los coches y que utiliza el Autopilot, además de que, para funcionar, requiere que la cámara del salpicadero esté instalada correctamente y que vaya equipada con una memoria USB.

De esta manera, y siempre que se active el Modo Centinela, lo que se realiza desde el menú "Controles" y posteriormente seleccionando "Seguridad" y, por último, "Modo centinela", el sistema permanece en espera hasta que detecta cualquier posible amenaza. Cuando lo hace, se activa un primer nivel de alarma que muestra un mensaje en el display multimedia advirtiendo de que las cámaras están grabando.

Si continúa la amenaza, se pasa a un segundo nivel que activa la alarma del coche y las luces, además de subir el brillo de la pantalla y reproducir la música con el volumen al máximo. Asimismo, se envía una notificación al propietario a través de la app del smartphone de que ha ocurrido un incidente.

Tesla Dashcame Save

Además, el vídeo se registra en la memoria USB de la dashcam, quedando grabados hasta 10 minutos antes del incidente, para que el dueño pueda mostrarlo como prueba ante las autoridades y ayudar a identificar al agresor. Es más, en el caso de la señora vengativa de la llave, el propietario subió a Facebook el vídeo, lo que permitió que la mujer se entregase voluntariamente a la policía ante la presión social.

De igual manera, las cámaras de los Tesla han demostrado ser también eficaces en otros menesteres: por ejemplo, las imágenes grabadas por la dashcam sirvieron para que este conductor se librase de una multa por poner el intermitente en un cruce. El vídeo recogido en la TeslaCam, la memoria ubicada en dicha cámara, demostró gracias al reflejo en el vehículo precedente, que efectivamente sí había activado los intermitentes.

En Motorpasión | Los progresos técnicos que se esperan en los coches eléctricos: de las baterías de litio-sulfuro a nuevas técnicas de fabricación | Quiero usar mi coche de 50.000 euros sin tener que estar todo el día pegado a una aplicación en el móvil

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios