Compartir
Publicidad

La alianza Renault-Nissan-Mitsubishi lanza una plataforma para coches conectados basada en Microsoft Azure

La alianza Renault-Nissan-Mitsubishi lanza una plataforma para coches conectados basada en Microsoft Azure
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La alianza Renault-Nissan-Mitsubishi ha anunciado el lanzamiento de una nueva plataforma de servicios conectados llamada Alliance Intelligent Cloud. Junto a Microsoft, la alianza planea que esta plataforma de conectividad con tecnología Microsoft Azure "transforme la experiencia digital para los clientes de Renault, Nissan y Mitsubishi", según ha comunicado.

Los primeros vehículos en incorporar esta tecnología serán el nuevo Renault Clio y el Nissan LEAF en el mercado japonés y europeo, además de los casi los 200 mercados en los que opera la alianza.

Móviles con ruedas: el futuro de la automoción

Renault Clio 2019

La alianza ha firmado así un contrato global de varios años con Microsoft para trabajar en tecnologías de coches conectados de última generación y experiencias de conducción.

Los vehículos que usen la plataforma contarán con acceso ininterrumpido a internet, diagnósticos remotos mejorados, implementación continua de software, actualizaciones de firmware y acceso a servicios de información y entretenimiento.

Según ha explicado la alianza, Azure puede proporcionar una plataforma de datos global para capturar, administrar y analizar "de forma segura" los datos de los vehículos para ofrecer servicios inteligentes basados ​​en el enorme -y lucrativo- volumen de datos creados por los coches conectados.

La plataforma basada en datos permitirá escenarios avanzados de inteligencia artificial y análisis y acelerará el tiempo de comercialización de nuevas innovaciones e iniciativas empresariales.

Además, el consorcio asegura que Alliance Intelligent Cloud es capaz de conectar los vehículos equipados con esta plataforma con la futura infraestructura de ciudades inteligentes a medida que se desarrolla, y también con futuros socios potenciales.

Un ejemplo más de por qué en el Mobile World Congress ya no solo hay 'móviles': los coches conectados son el futuro de la automoción, y ahora los fabricantes son también compañías de software que lo saben todo sobre nuestros hábitos.

O al menos, todo lo que el sistema del vehículo es capaz de recopilar.

Pero la alianza que ha protagonizado el 'escándalo Ghosn' no es ni mucho menos la única que quiere un trozo de pastel del coche conectado. Daimler se ha aliado con el gigante chino Baidu para zambullirse en esta esfera, mientras que Volkswagen ha comprado la unidad de vehículos conectados de Volvo por 122 millones.

Y son solo unos pocos ejemplos de lo que le depara a la industria, y a nosotros como consumidores.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio