Compartir
Publicidad

El Jeep Cherokee se lava la cara para gustar a todos

El Jeep Cherokee se lava la cara para gustar a todos
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El actual Jeep Cherokee sufrió desde sus inicios de un frontal poco acertado. El grupo óptico separado, con unos faros diurnos muy finos en lo alto del frontal y los faros más abajo no han cuajado desde sus inicios. De hecho, tras las primeras reacciones del público y la prensa se oscurecieron los marcos de los faros principales como para disimularlos en un intento de solucionar lo que claramente fue un error.

Pero con motivo del Salón de Detroit, que abrirá sus puertas en unas semanas, Jeep rectifica el tiro con motivo del restyling de su SUV compacto. Los cambios estéticos aportados al Jeep Cherokee 2019 no son precisamente sutiles, pero sí eran tan necesarios que te olvidarás del antiguo modelo y creerás que siempre tuvo el frontal y la zaga que ves en las fotos.

Ahora, con un frontal más normal...

Jeep Cherokee Trailhawk

La idea de poner los faros diurnos en lo alto del capó no es una mala idea per se, el Nissan Juke y muchos modelos de Citroën, como el C4 Picasso o el C3 Aircross, los tienen ahí y es un diseño que “funciona” muy bien. Sin embargo, en el caso del Jeep nunca gustaron. Quizá la combinación de esa solución con una calandra tan vertical como la de los Jeep simplemente no podía funcionar.

El nuevo modelo mantiene unos faros afilados en la parte alta de la zaga, pero ahora faros diurnos y faros están en un sola unidad, dejando los faros antiniebla fuera, como suele ser habitual en muchos modelos.

A destacar que la versión Trailhawk (foto superior) equipa un parachoques negro de diseño específico, con faros antiniebla y tomas de aire diferentes. Sigue siendo la versión en la que los nuevos faros encajan de la forma más natural.

...y una nueva zaga

Jeep Cherokee Limited

La zaga del Jeep Cherokee saliente, aunque no tan polémica como el frontal, tampoco era la favorita de la clientela. En el nuevo modelo, el portón de maletero pierde la forma cóncava y hereda del hueco de la matrícula (hasta ahora, estaba en el parachoques). Exhibe también nuevos pilotos traseros, que recuerdan tanto a los del Grand Cherokee como a los del Compass.

Con toda la inversión concedida para el restyling (que solo en el frontal ha implicado la creación de nuevas aletas, un nuevo parachoques y un nuevo capó, además de los nuevos grupos ópticos), Jeep no ha querido invertir en actualizar el interior. Éste sigue siendo igual. De todos modos, nunca tuvieron quejas acerca de un interior poco agraciado. Ya sabes, si funciona, no lo toques.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos