Compartir
Publicidad

El SUV insignia de Audi, el Q8, estrena V6 gasolina de 340 CV con sistema mild hybrid

El SUV insignia de Audi, el Q8, estrena V6 gasolina de 340 CV con sistema mild hybrid
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Audi completa la gama de motores disponibles en su buque insignia de la gama SUV, el Audi Q8. Hasta ahora, solo estaba disponible con una única motorización diésel V6 de 3.0 litros y 286 CV en el Q8 50 TDI. La firma de Ingolstadt añade ahora la posibilidad de optar por una versión menos potente (231 CV) de ese mismo motor en el Q8 45 TDI, así como por un motor gasolina en el Q8 55 TFSi equipado de un V6 de 340 CV.

Así, la principal novedad es la llegada del 6 cilindros que también equipa el Porsche Cayenne. Se trata de un V6 de 3.0 litros de cilindrada sobrealimentado de 340 CV y que entrega 500 Nm de par máximo desde 1.370 rpm hasta 4.500 rpm. Audi anuncia un 0 a 100 km/h en 5,9 segundos y una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h. Homologa un consumo medio de 9,1 a 8,9 l/100 km.

La otra novedad es una versión ligeramente menos potente del V6 3.0 litros TDi del Q8 50 TDI, que baja de los 286 CV a los 231 CV en Q8 45 TDi. Entrega 500 Nm desde 1.750 rpm hasta 3.250 rpm. Audi anuncia un 0 a 100 km/h en 7,1 segundos y una velocidad máxima de 233 km/h. Homologa un consumo medio de de 6,7 a 6,4 l/100 km.

V6 con mild hybrid

Audi Q8 50 Tfsi 06

Ambos motores dispone de la tecnología mild hybrid, que a ojos de la Administración los convierte de facto en vehículos híbridos y por tanto pueden lucir la etiqueta ECO de la DGT. El sistema se compone de una batería de iones de litio y de un motor de arranque/generador/alternador (que Audi llama belt alternator starter o BAS) y que está conectado vía correa a la polea del cigüeñal.

Audi Q8 50 Tfsi 02

Al desacelerar, el BAS puede recuperar hasta 12 kW de energía para recargar la batería que alimenta todos los sistemas auxiliares del coche, incluyendo el turbo. La particularidad de este sistema es la posibilidad de apagar el motor en marcha entre 55 y 160 km/h y circular con total seguridad durante al menos 40 segundos. Por haberlo experimentado en un Audi A7 Sportback en autopista, es totalmente imperceptible para el conductor si no se fija en la aguja del cuentarrevoluciones que indica cero.

En todos los casos, los motores van asociados a una caja de cambios automática de 8 relaciones y a la tracción integral. Dispone además de amortiguación pilotada y el sistema de gestión personalizado de conducción Audi drive select dynamic en el equipamiento de serie.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio