Compartir
Publicidad

Rolls-Royce Wraith 2013

Rolls-Royce Wraith 2013
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de una larga espera, por fin conocemos el Rolls-Royce más potente y dinámico hasta la fecha, el Rolls Royce Wraith. Básicamente, es un Rolls-Royce Ghost con carrocería coupé de 5,27 metros de largo. Aún así es 13 centímetros más corto, 4 centímetros más ancho y 4,3 centímetros más bajo que el Ghost, con una batalla 18,3 centímetros menor.

A pesar de sus modernas líneas, el Wraith tiene un carácter un tanto retro, sobre todo por concepto. Combina el frontal típico de los modelos de la márca (aunque con la parrilla algo hundida) con las nuevas líneas de su carrocería coupé, que recuerda a los gigantescos coupés americanos de la primera mitad del siglo pasado. Luce además un acabado bitono de los que tanto gustan a la marca británica del Grupo BMW.

Interior de yate

Uno de los rasgos más especiales del Rolls-Royce Wraith son sus puertas, de tipo suicida, que se abren a la inversa, y dan paso a un habitáculo de cuatro plazas cuidadosamente fabricado a mano en Inglaterra con cueros y maderas de la máxima calidad.

Rolls-Royce Wraith 2013 plazas traseras

Siendo el Wraith el Rolls-Royce más potente y dinámico de todos los tiempos, no podía dejar de lado el lujo de más alto nivel en el habitáculo. Con cierto regusto clásico, este interior casi de yate combina grandes superficies tapizadas en cuero y muchísimas inserciones de madera en las puertas o el túnel central, por ejemplo.

El denominado Starlight Headliner trata de dotar al Wraith de un ambiente muy particular en su interior, gracias a los más de 1.340 puntos de luz de fibra óptica que artesanalmente se han dispuesto por todo el revestimiento del techo para dar la impresión de estar bajo un cielo estrellado. Resulta curioso que comparta ideas con el Opel Adam, ¿verdad?

El diseño del salpicadero, muy en la línea del Ghost, luce una gran pantalla de 12,5 pulgadas y el carísimo reloj cuya imagen nos adelantaron hace ya tiempo en uno de los teaser previos. Además, viene cargado de tecnología: head-up display, faros adaptativos, maletero de apertura sin llave...

Rolls-Royce Wraith 2013 interior

Rolls-Royce destaca un sistema de comandos por voz que nos permite "cantar" el destino que queremos introducir en el navegador, o simplemente realizar una llamada sin necesidad de quitar los ojos de la carretera y sin mover las manos del volante, ya que éste cuenta con mandos integrados para hacer uso de los comandos de voz.

De BMW hereda el sistema de control iDrive, aunque con un nombre bastante más sonoro: Spirit of Ecstasy Rotary Controller. En definitiva, es el mismo control que nos permite, mediante un mando táctil, acceder a los diferentes sistemas del vehículo.

V12 Biturbo

Bajo el capó, el Rolls-Royce Wraith esconde todo un V12 biturbo de 632 CV y 800 Nm en combinación con una transmisión automática ZF de ocho velocidades que destaca por utilizar tecnología GPS para determinar qué marcha debe utilizarse en función de la carretera por la que circulemos.

Rolls-Royce Wraith 2013 vista frontal

A pesar de tener un peso superior a las dos toneladas, el coupé de la marca británica es capaz de acelerar de 0 a 60 millas por hora (96,5 km/h) en apenas 4,4 segundos, unas tres décimas más rápido que el Ghost. Imaginamos que el 0 a 100 km/h le llevará unos 4,5 o 4,6 segundos.

Aún así, el Wraith sigue ofreciendo una comodidad de marcha a la altura de las circunstancias, a pesar de que haya mejorado su agilidad y dinámica mediante cambios en la suspensión que reducen el balanceo de la carrocería y una dirección revisada que permite una mayor conexión entre el conductor y el propio coche.

Su precio en Reino Unido será de unas 245.000 libras, lo que corresponde al cambio a unos 284.000 euros. No obstante, en España tendrá un precio diferente, adaptado a nuestro mercado, aunque aún se desconoce. Las primeras unidades no llegarán hasta finales de año.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos