Compartir
Publicidad

Rolls-Royce llevará la opulencia a Ginebra con el Ghost Elegance, un encargo que ha sido cubierto por 1.000 diamantes

Rolls-Royce llevará la opulencia a Ginebra con el Ghost Elegance, un encargo que ha sido cubierto por 1.000 diamantes
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A medida que pasan las horas, aumenta la expectación por conocer a las que serán las estrellas del Salón de Ginebra 2017. La 87ª edición del Salón Internacional del Automóvil tiene marcada su cita en el calendario entre los próximos días 9 y 19 de marzo, y las marcas ya adelantan quién les representará. Mientras unas se decantan por la novedad o la tecnología, otras, como Rolls-Royce, van directamente al lujo más obsceno.

En su stand podremos ver un Rolls-Royce Ghost Elegance vestido con el primer acabado de pintura de diamante del mundo, y que contiene nada menos que 1.000 diamantes. Bautizada como "Diamond Stardust", afirma ser la más cara y lujosa pintura jamás vista en un coche. No se han revelado informaciones acerca del dueño que realizó este extravagante encargo, ni del precio, pero estamos de acuerdo en que aquella exclusiva pintura de BMW de la que hablábamos hace unos días se queda corta en comparación con esto.

Tal y como afirma Rolls-Royce, quisieron aprovechar el encargo de un coleccionista para demostrar lo que los artesanos de Goodwood son capaces de hacer. Este polvo de diamantes "obtenidos de forma ética" ha sido producido gracias a un exhaustivo proceso de pruebas que ha durado dos meses. Examinando el nivel de luminosidad, la capacidad de transmisión y la reflexión de la luz fueron seleccionando los adecuados para obtener un resultado homogéneo.

Diamond Stardust Paint 20

La densidad y la resistencia de los diamantes planteaban el desafío de producir una combinación fluida con la pintura y su capacidad de extenderse sobre una superficie, de modo que los diamantes fueran imperceptibles al tacto. El resultado fue el del un polvo de diamantes extremadamente fino que fue incorporado a la pintura.

Dsc3211

El siguiente paso consistió en un proceso de pintado que incluía la aplicación de una capa final de barniz destinada a proteger las partículas de diamante durante la fase de pulido manual. El propietario no quiso dejar que los interiores no fueran a consonancia.

Rolls-Royce

El puesto de conducción presenta asientos de cuero negro con detalles en rojo Mugello y el salpicadero ha sido detallado con un revestimiento de poro abierto de roble Tudor, que se completa con un pespunte en rojo Mugello a lo largo de la parte superior del cuadro de mandos y con un reloj Bespoke.

Obsceno, lo mires por donde lo mires.

En Motorpasión | Salón de Ginebra 2017: todas las novedades, a un clic

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos