Compartir
Publicidad

Rolls-Royce Black Badge: la gama más negra de Goodwood

Rolls-Royce Black Badge: la gama más negra de Goodwood
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hay un fabricante en concreto que nos tenga acostumbrados a constantes ediciones especiales de sus modelos ese es el británico Rolls-Royce. La firma de Goodwood suma a su oferta un acabado denominado Black Badge, disponible para los Rolls-Royce Ghost y Wraith, que según la propia casa ofrece "el color negro más intenso, oscuro y profundo visto nunca en un coche".

Además de la oscura carrocería -que se puede pedir en otro color, por raro que parezca-, estas ediciones Black Badge incorporan detalles de color negro, incluído el Espíritu del Éxtasis, famoso emblema de la compañía que llevan todos los coches en el frontal, así como unas llantas de aleación de carbono, de compleja fabricación, con 22 capas de fibra de carbono.

En el habitáculo se crean contrastes al ofrecer colores diferentes (como azul o morado) y unas moldura decorativas también de fibra de carbono, aunque en este caso con inserciones de aluminio.

Rolls-Royce Black Badge: la gama más negra de Goodwood

Además, el motor 6.6 litros V12 mejora ligeramente en ambos modelos. El Wraith desarrolla 632 CV y aumenta su par motor máximo en 70 Nm, para un total de 870 Nm, mientras que el Ghost aumenta su potencia en unos 40 CV y el par motor 60 Nm, para 611 CV y 840 Nm.

La caja de cambios automática de ocho velocidades también mejora en los dos, siendo ahora más rápida, y se instala un sistema de frenos más potente en ambos modelos. Por último, el Wraith goza además de una suspensión neumática mejorada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio