Lujo desmedido: el Rolls-Royce Boat Tail es el coche nuevo más caro del mundo, ¡por 23 millones de euros la unidad!

Lujo desmedido: el Rolls-Royce Boat Tail es el coche nuevo más caro del mundo, ¡por 23 millones de euros la unidad!
36 comentarios

El Rolls-Royce Boat Tail es el coche más caro del mundo. Cuesta la friolera de 20 millones de libras esterlinas, unos 23 millones de euros. Se trata de un pedido especial realizado para tres clientes y en tres unidades. Este Boat Tail, toma por base el ya descatalogado Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé descapotable basado a su vez en el Rolls-Royce Phantom de anterior generación.

Este coche es algo más que una exclusiva mesa de picnic sobre ruedas, es también una muestra del nuevo modelo de negocio de la marca basado en la fabricación de coches únicos, a mediday a gusto del cliente, los one-off. Aunque en este caso, el Boat tail sea un “three-off”, al haber tres es unidades. Y es que no solamente harán coches únicos, en Rolls-Royce también están dispuestos a fabricar mini series limitadas.

Rolls-Royce Boat Tail

Obviamente, es un tipo de coches con un precio prohibitivo. Y nos quedamos cortos, que es el coche más caro del mundo. Las malas lenguas siempre han dicho que los Rolls-Royce eran como barcos con ruedas, yates de la carretera. En este caso, el coche cuesta lo mismo que un yate…

Un coche inspirado en la náutica

Rolls Royce Boat Tail

Está claro que este nuevo servicio se dirige a los clientes más adinerados y fan de Rolls-Royce, que están dispuestos a pagar una gran suma no sólo por poseer un coche ultra exclusividad, sino sobre todo por formar parte del proceso creativo y de desarrollo del coche de sus sueños. Es una manera de dejar su huella personal en la historia del automóvil. Y, de paso, hace que nos preguntemos cuál será el siguiente coche más caro del mundo. Porque sin duda, será de nuevo un Rolls-Royce.

En este caso, a los tres clientes les apetecía algo poco habitual, crear un coche descapotable con una parte trasera que imita la popa de un yate, y que ofrece espacio para elementos esenciales como el champán y su mejor vajilla.

Rolls Royce Boat Tail

Al final, la factura total convierte al Boat Tail en el coche más caro del mundo. Y es que 20 millones de libras es el doble de lo que costó en su día el Rolls-Royce Sweptail, un one-off, y el doble de lo que se habría pagado por el Bugatti La Voiture Noire. Vamos, que por el precio de un Boat Tail, te llevarías el Sweptail y La Voiture Noire.

Cada uno de estos tres coches de 5,8 metros de largo (60 cm más que un Sweptail) lleva el tema naútico mucho más allá de la forma de la zaga. Rolls-Royce ha utilizado madera con una veta lineal e incrustaciones de acero inoxidable cepillado para imitar la cubierta de un yate, mientras que la capota, con su parte trasera con arcos, recuerda a la capota de algunos barcos de recreo (similar, por cierto, a la capota del Porsche 718 Spyder).

Rolls Royce Boat Tail

Si a esto le añadimos la tapicería con los cueros más caros del mundo, los detalles pintados a mano y, cómo no, uno relojes Bovet 1822 a juego, y una serie de opciones interminable y personalizada que ni juntando todas las opciones de Ferrari y Porsche llegaríamos al mismo nivel de opulencia, terminamos con el coche más caro del mundo. Lo de exclusivo se queda corto. Otra cosa es que guste o no.

Rolls Royce Boat Tail
Rolls Royce Boat Tail
Rolls Royce Boat Tail
Rolls Royce Boat Tail

En Motorpasión | Probamos el Aston Martin DBS Superleggera Volante, una bestia de 725 CV y 900 Nm vestida con un traje de alta costura

Temas
Inicio