Compartir
Publicidad

La próxima generación de 'Bestias' presidenciales ya está en marcha, y la veremos este verano

La próxima generación de 'Bestias' presidenciales ya está en marcha, y la veremos este verano
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'La Bestia' de Donald Trump -hablamos de su limusina- ha conocido al predecesor del presidente de Estados Unidos y se especula que la Casa Blanca tiene al menos 12 copias de este Cadillac One. Tras más de un año de mandato, Trump quiere hacer borrón y cuenta nueva y apartar la herencia sobre ruedas para hacerse con una nueva.

Según ha informado Fox News, el Servicio Secreto acaba de recibir la nueva limusina del mandatario, y la veremos antes de que el otoño dé comienzo.

Requisitos del Servicio Secreto, cumplidos

Trump

La nueva 'Bestia' ha sido vista y fotografiada rodando con el camuflaje a plena luz del día. "Hemos completado nuestra tarea y le hemos entregado el vehículo al cliente", ha confirmado el expresidente de Cadillac, Johan de Nysschen (General Motors ha prescindido recientemente de él).

Así que sabemos que, además de una nueva limusina, ya está en marcha toda una nueva generación de Cadillac One que General Motors hará realidad bajo un contrato de casi 16 millones de dólares. Según las informaciones, han cumplido con los requisitos de postproducción del Servicio Secreto y las veremos rodar si no en verano, antes, ya que Trump tiene en la agenda un viaje importante.

Estaremos ante otra pesadilla logística.

Como es habitual, los detalles acerca del equipamiento tecnológico o sistemas de seguridad permanecen en la más absoluta sombra, pero ya se especula que ha sido fabricado para resistir ataques químicos y explosiones y que además viene equipado con un pack de asistencia médica que incluye reservas de sangre con el grupo sanguíneo del presidente.

La Bestia

También se especula que este búnker blindado equipa cañones de gas lacrimógeno, armas y cámaras de visión nocturna, así como un botón del pánico en caso de emergencia.

La última flota presidencial debutó en 2009, cuando un joven y alegre Barack Obama era elegido presidente de los Estados Unidos. Cadillac continúa así estrechando lazos con los hombres más poderosos del mundo, pues ha fabricado todas las limusinas presidenciales desde 1993. Por su parte, ni Lincoln ni Chrysler han querido pujar por el lote.

De lo que estamos seguros es de que será una flota limpia, muy limpia. Que disfrutes el vídeo.

Nota: la imagen de cabecera pertenece a la actual limusina presidencial.

Foto | Flickr/Mark Dixon

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio