Compartir
Publicidad
Publicidad

La pesadilla logística que supone que el presidente de Estados Unidos se desplace

La pesadilla logística que supone que el presidente de Estados Unidos se desplace
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya se están filtrando las fotos espía de la que debió ser la limusina que transportara a Donald Trump en la inauguración presidencial. Las razones por las que "La Bestia" no estuvo lista para el gran día no están claras; su desarrollo se ha mantenido en secreto porque su equipamiento y sistemas son asunto de seguridad nacional.

En relación al monstruoso sistema de transporte empleado por los presidentes estadounidenses, un canal que explica a través de vídeos "cómo funciona el mundo" llamado Wendover Productions, detalla lo que supone a nivel logístico y económico que el presidente de Estados Unidos se desplace. Ha calculado que cada minuto de transporte cuesta nada menos que 2.614 dólares (unos 2.400 euros al cambio).

El estatus que confiere ser la persona más poderosa del planeta conlleva que los desplazamientos se conviertan en el momento donde más expuestos se encuentran los presidentes estadounidenses (que se lo digan a Kennedy). Por eso los servicios secretos emplean una cantidad ingente de recursos para que el presidente llegue sano y salvo de un lugar a otro.

Según relata el vídeo, cada desplazamiento incluye 40 o 50 vehículos y alrededor de 100 personas. La moto que lidera la caravana, es la encargada de despejar el camino y cortar las vías por las que puedan acceder otros vehículos; a la cabeza de la procesión le siguen más motocicletas y vehículos que se cercioran de que la ruta esté despejada y el vehículo presidencial no tenga que detenerse. Pero los encargados de llevar esto a cabo no son solo miembros del Servicio Secreto; la policía también se ve involucrada.

Un vehículo encargado de detectar y desactivar bombas y prever un probable lanzamiento de misiles también precede a las limusinas presidenciales. En la caravana viaja el ala militar y un médico, entre muchos otros.

Tras estos, vienen los encargados de la seguridad, que actuarán en caso de ataque y que preceden al coche presidencial. Como es conocido, suelen circular dos limusinas idénticas, con misma matrícula, para evitar que se conozca en cuál se encuentra el presidente.

Trump Cadillac
Estos desplazamientos están programados para durar como máximo 30 minutos, y son tan caros y complejos que si es posible, el presidente viaja en un helicóptero militar conocido como Marine One, que nunca viaja solo.

En la cola de la caravana, un equipo de asalto armado se sitúa en la parte de atrás de los coches, que llevan el maletero abierto. El equipo de prensa también se desplaza en la comitiva en varias furgonetas, a las que sigue un camión encargado de hacer frente a materiales peligrosos, como armas químicas, nucleares o biológicas. ¿Quién dijo miedo? Y al fin, llegamos al final de la caravana, formada por una ambulancia, más Servicio Secreto y más policía.

Obama
Una hora de vuelo en el Air Force One tiene un coste de 206.337 dólares, unos 195.000 euros. Si sumamos el transporte de los helicópteros, las cuentas salen a 2.614 dólares el minuto (2.400 euros al cambio).

Cuando eligen volar en el Marine One, otros cinco helicóperos flanquean al presidencial. A esto hay que añadir los dos Air Force One, un Boening 747 que supera con creces al Trump Force One, un avión privado que el magnate compró por 90 millones de euros en 2009, y que se considera uno de los más lujosos del mundo.

Heilicoptero
"La Bestia" es un búnker blindado que ha sido desarrollado por General Motors en cooperación con las agencias de inteligencia de Estados Unidos y que equipa cañones de gas lacrimógeno, armas y cámaras de visión nocturna. También bolsas de sangre y bombonas de oxígeno.
La Bestia

El transporte de los presidentes de Estados Unidos ha venido costando al contribuyente norteamericano alrededor de 350 millones de dólares anuales. Hace unos días se ha sabido que cada viaje de Donald Trump a Florida cuesta tres millones de dólares, pero los de Obama tampoco se quedaron cortos. ¿Es justificable esta ingente inversión en nombre del hombre más poderoso del mundo?

Vía | Road and Track
En Motorpasión | A la venta la limusina que Trump encargó a Cadillac en los 80 (imagina sus interiores) | Estos son los coches que Donald Trump tendrá que dejar aparcados por ser Presidente de Estados Unidos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos