¿Koenigsegg vuelve a los orígenes? Así es el perfil de su próximo hipercoche, y pinta bien

¿Koenigsegg vuelve a los orígenes? Así es el perfil de su próximo hipercoche, y pinta bien
Sin comentarios

Allá por 2002, Christian von Koenigsegg entró en la historia del automóvil con el Koenigsegg CC8S. Un hiperdeportivo artesanal que, además de su estética futurista y sus fulgurantes prestaciones, suponía la materialización del sueño de este empresario sueco: construir coches con una filosofía perfeccionista similar a la de Ferrari o Lamborghini.

El apunte histórico viene al caso porque, entre los mensajes que la marca ha dejado recientemente en sus redes sociales, figura el 'teaser' de lo que será su próximo lanzamiento. Y su silueta recuerda, inevitablemente, aquel primigenio modelo que, en 2022, cumple 20 años desde su primera venta.

El texto que acompaña la imagen es escueto: "Querido 2022, aquí está nuestro propósito de Año Nuevo. Más rendimiento a través de la ingeniería inteligente y el diseño optimizado. ¡Allá vamos!" Aún no se conocen sus prestaciones. Ni, tampoco, su nombre.

¿Un puente entre ayer y hoy?

Koenigsegg Motor

Efectivamente, el perfil de este nuevo modelo parece querer recuperar la limpieza de líneas de los comienzos de Koenigsegg. No obstante, si sacamos la lupa, es posible apreciar que la clásica barquilla presenta aquí una parte posterior ligeramente recortada, dejando al descubierto las ópticas en esa zona.

Asimismo, la ausencia de un alerón fijo implica que, como alternativa, podría utilizar un deflector activo capaz de variar su altura e inclinación en función de la velocidad.

Tratándose de una marca que, tradicionalmente, concede un espacio privilegiado -y amplio- a sus motores, estos rasgos sugieren que podría emplear el mismo biturbo de dos litros y tres cilindros del Gemera. En este último, dicho bloque consigue -con la ayuda de tres propulsores eléctricos- entregar hasta 1.729 CV de potencia. Una cifra que, de repetirse, ya sería una garantía de 'velocidad terminal'.

Por su parte, la delantera del misterioso modelo toma una línea que rememora la del Agera. Destaca, en especial, el prominente labio inferior del paragolpes, que anticipa una nueva 'vuelta de tuerca' en el uso aerodinámico de la fibra de carbono. Algo a lo cual Koenigsegg ya nos tiene acostumbrados...

Lógicamente, este nuevo Koenigsegg llega tarde para pedírselo a los Reyes Magos, pero quizá sí logre convertirse en el objeto de deseo de las próximas Navidades. Al menos, el propósito de la marca nórdica es tenerlo listo a lo largo de este año. Cruzaremos los dedos.

En Motorpasión | ¡Increíble! Cada Koenigsegg Regera debe hacer un 0-300 km/h cuando se venden, y uno ha marcado nuevo récord: 11,65 segundos

Temas
Inicio