Compartir
Publicidad
Publicidad
Cuando un no millonario se mete a comprar un coche de lujo
Superdeportivos

Cuando un no millonario se mete a comprar un coche de lujo

Publicidad
Publicidad

Mucha gente sueña con tener un coche de lujo o superdeportivo, uno de esos coches que hacen que cualquiera babee a su paso como te conté en su momento. Muy pocos pueden conseguir tener modelo de estos segmentos, ya que su valor suele ser prohibitivo, son obras inalcanzables para la mayor parte de los mortales.

Aun así, los hay que consiguen comprar un coche de lujo o superdeportivo a base de empeñar todos sus bienes y ahorros. Se hipotecan por cumplir un sueño. El problema llega, en la mayoría de los casos, cuando se dan cuenta de que para tener un coche de lujo o superdeportivo no solo hay que tener el dinero para comprarlo...

También hay que tener mucho, mucho dinero para mantenerlos. Y cuando decimos mucho, es mucho, creedme. Porque igual que el precio de venta que tienen este tipo de coches nuevos suele ser diez o veinte veces superior al de la media de coches que se venden en España, los gastos que tienen asociados también se multiplican con la misma proporción.

Lamborghini Huracán

Para hacer este análisis vamos a poner como ejemplo un modelo medio dentro del segmento de los supercoches, el Lamborghini Huracán. El nuevo juguete de la casa de Sant'Agata Bolognese, con su motor V10 de 610 caballos, cuesta 230.000 euros.

Hemos elegido como ejemplo para este artículo un Lamborghini Huracán. Con su motor V10 de 610 caballos cuesta 230.000 euros, un precio que le sitúa en la franja media entre los superdeportivos

Es un precio lejano a los más de 365.000 euros que cuesta su hermano mayor el Aventador, un precio que le sitúa en el rango de otros coches de lujo como el Bentley Continental GT V8, que cuesta 220.000 euros o el Porsche 911 Turbo que ya supera los 200.000 euros de precio.

Tal vez algún día te encuentres con esa cantidad de dinero en la cuenta corriente. Vendes un inmueble heredado y te ingresan esa cantidad. Cobras el finiquito cuando te despiden de la empresa y junto con los ahorros que tenías, llegas a los 250.000 euros. Son situaciones relativamente corrientes para algunos.

Lamborghini Huracán

O te ha tocado el Gordo de Navidad de la lotería, en cuyo caso ya te recomendamos algunos coches que podrías comprarte. En cualquiera de esas situaciones, te encontrarías con el dinero necesario para comprar el coche con el que siempre has soñado, en este caso el Lamborghini Huracán.

20 l/100 km y más de 10.000 euros de seguro

Te vas a Lamborghini Madrid y encargas tu coche nuevo, el cual te llevas puesto porque precisamente tienen una unidad configurada tal y como a ti te gusta. Orgulloso recorres los primeros cientos de kilómetros con tu nuevo juguete mientras ves con cara de sorpresa cómo el consumo medio que marca en la pantalla electrónica, es de más de 20 l/100 km a pesar de que anunciaban un consumo medio de 12,5 l/100 km.

Empiezas entonces a darte cuenta de que para tener este coche no solo debes tener dinero para comprarlo, sino también mucho dinero para mantenerlo. A nada que lo utilices, y especialmente si lo haces en tramos urbanos donde los consumos se disparan por encima de los 30 l/100 km, tendrás que llenar el depósito de combustible cada muy poco tiempo. Puedes tener que gastar unos cien euros en gasolina cada dos días. Es parte del precio que debes pagar por mantener un superdeportivo.

Lamborghini Huracán

Entonces te suena el teléfono. Son los de la correduría de seguros para formalizar la propuesta que te habían hecho. Seguro a todo riesgo sin franquicia del Lamborghini Huracán que te sale por poco más de 10.000 euros. ¡10.000 euros! Eso es lo que te había costado tu anterior coche, un Hyundai i10 1.0. Es lo malo de ser conductor joven con pocos años de carnet y tener un superdeportivo. A nombre de tu padre te podría salir por una tercera parte o menos.

No pasa nada, te has gastado una pasta en tu nuevo superdeportivo pero tú eres feliz. Surcas el asfalto haciendo sonar su motor V10 y has conseguido que todo el mundo en el pueblo se fije en ti. La sonrisa no hay quien te la quite.

Pasan los días, las semanas, los meses y llega el momento de la primera revisión. Le has dado bastante caña al coche y has hecho ya 8.000 kilómetros con él. Las ruedas están en los alambres después de el uso intensivo al que lo has sometido, así que necesita cauchos nuevos.

Lamborghini Huracán

Llevas de nuevo el coche a Madrid para que hagan la revisión en el concesionario oficial. El coche va en grúa en esta ocasión porque tu no tienes tiempo de ir en el, tienes que trabajar. Grúa ida y vuelta a Madrid 600 euros. Revisión 4.400 euros Nos han confirmado desde la importadora de Lamborghini para España que la primera revisión del Huracán cuesta solo 750 euros. Neumáticos nuevos otros 1.800 euros.

En solo un par de meses te has gastado en el coche casi 250.000 euros entre la compra y el mantenimiento básico. Es una cifra que asusta, y el nivel de entusiasmo con el que conduces el coche ya no es el mismo que al principio.

Ya todos los vecinos del pueblo te han visto, saben quién eres y no se giran a tu paso. Las chicas guapas ya no pican con el truco de llevarlas a dar una vuelta en el Lamborghini y el coche para colmo ya no te sorprende cuando aceleras con el a fondo. Te has acostumbrado a lo bueno.

Lamborghini Huracán

Un año y lo vendo

Teniendo en cuenta que si sigues a este ritmo de gastos los pocos ahorros que te quedan después de comprarte el coche se van a acabar pronto, decides que cuando cumpla un año venderás el coche.

El año pasa más rápido de lo que pensabas y con él llega el momento más agridulce, vender tu querido Lamborghini Huracán, ese coche que tantas alegrías te ha dado. Comienzas entonces a ver precios en los portales de segunda mano y no puedes creer lo que ves.

En la mayoría de los casos, los precios de Lamborghini Huracán con un kilometraje similar al tuyo son inferiores a los 200.000 euros. En concreto, el único Lamborghini Huracán que está a la venta en España en estado similar al tuyo cuesta 180.000 euros. Eso son alrededor de 40.000 euros menos que lo que te costó. 40.000 euros, el sueldo anual que tenías en tu anterior empresa.

Lamborghini Huracán

Pones el anuncio de venta del coche y te das cuenta de que nadie te llama. Vender un coche de este segmento no es tarea sencilla, así que mejor dejarlo en manos de los especialistas.

Los concesionarios multimarca de coches deportivos y de lujo suelen tener carteras de clientes que tienen el poder adquisitivo necesario para comparar un coche de este tipo. Hablas con un par de ellos y te dicen que si venden el coche se quedarán con un 8%. Echas cálculos y aceptas.

A las tres semanas te llaman, han encontrado un cliente interesado en el coche, pero está tratando de negociar el precio. No quiere desembolsar por el más de 170.000 euros. Estás apurado de dinero, porque los pocos ahorros que te quedaban los has invertido en un SEAT León TFSI que te ha permitido seguir moviéndote mientras el Lamborghini Huracán lucía en las instalaciones del concesionario multimarca.

Lamborghini Huracán

Haces cálculos, tratas de hacerle una contraoferta al cliente interesado, pero se echa atrás. Así pues, a los dos días decides aceptar el precio y deshacerte del Lamborghini Huracán. Lo vendes por 170.000 euros, pero hay que descontar los 13.600 euros de la comisión del concesionario.

De los 230.000 euros que te costó el coche solo has conseguido recuperar 156.400 euros. Además te has gastado en solo un año más de 20.000 euros en mantenimiento y gasolina.

El capricho te ha costado casi 100.000 euros

Comenzábamos este artículo diciendo que para tener un coche de lujo o superdeportivo hay que tener mucho, mucho dinero. Y el caso práctico que hemos traído, con cifras ficticias pero muy cercanas a las reales, son un claro ejemplo de que la afirmación era cierta y podrían aplicar a cualquier otro coche de este exclusivo segmento.

Lamborghini Huracán

Llevabas desde pequeño soñando con tener en el garaje un superdeportivo, ese coche que cumpliría con todas tus expectativas, pero lo que seguramente no esperabas era que cumplir tu sueño te fuese a salir tan caro.

Casi 100.000 euros es el dinero que has dilapidado para poder tener en propiedad un Lamborghini Huracán durante un año, y eso a pesar de que estamos solo ante un superdeportivo medio. Si nos vamos a algunos hypercar superiores a estos, las cifras serían todavía más desorbitadas, pero también hay otros que nada más ponerle la matrícula se revalorizan.

Así pues, para tener un coche de lujo o superdeportivo no solo deberás tener el dinero necesario para compararlo. También tendrás que tener mucho, mucho dinero para mantenerlo. Así pues, si algún día te encuentras con el dinero en la cuenta corriente, no cometas errores y piensa bien si ese dinero debes invertirlo en un coche.

Porque tal vez los coches no sean las mejores inversiones hoy en día. O tal vez sí si no apuntas tan alto.

Este artículo se ha realizado con cifras ficticias que podrían aplicar sin demasiadas variaciones a cualquier coche de su segmento, no solo al Lamborghini Huracán. En este sentido, desde Lamborghini aseguran que las cifras reales de su modelo son las siguientes:

1. Primera revisión: 750 €.

2. Juego de neumáticos (duración estimada 15.000 km): 1.600 €.

3. Duración de un depósito de combustible de 80 l: 550 km.

4. Seguro a todo riesgo desde 3.000 € en función de años de carnet, edad y siniestralidad del asegurado.

En Motorpasión | Aquí tienes 7 coches-inversiones que te salen por menos de 15.000 euros

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos