Compartir
Publicidad
Publicidad
Comparativa: la nobleza del Ferrari 812 Superfast frente a la tecnología del McLaren 720S
Superdeportivos

Comparativa: la nobleza del Ferrari 812 Superfast frente a la tecnología del McLaren 720S

Publicidad
Publicidad

Dos de las estrellas de este Salón de Ginebra han sido el Ferrari 812 Superfast, que hacía su debut en la gala helvética, y el esperado McLaren 720S. El primero es un profundo restyling del F12 berlinetta al que sustituye en la gama, mientras que el segundo es la nueva creación de McLaren.

Ambos comparten el gusto por una estética especial que no gusta a todo el mundo -lucen mucho mejor en vivo que en fotos-, una compleja aerodinámica y se dirigen al mismo segmento: el de los gran turismo que son capaces de destrozar el crono en circuito si se lo piden. Ediciones especiales aparte, son lo mejor de cada marca. Eso sí, aunque ambos compartan objetivos, precio (sobre los 300.000 euros cada uno) y posición, no podrían estar más opuestos en la manera de conseguirlo.

Ferrari 812 Superfast

Ferrari 812 Superfast

El Ferrari 812 Superfast es el máximo representante de la actual Ferrari, una mezcla de tradición y modernidad. La tradición en el 812 Superfast está representada no solamente por su nombre, que hace referencia al Ferrari 500 Superfast de 1964 (V12 de 400 CV), sino por la propia arquitectura del coche. Motor central delantero, habitáculo prácticamente sobre las ruedas traseras y tracción trasera son las señas de identidad de todos los Ferrari de gran turismo, especialmente los V12, desde los inicios de la marca (los Berlinetta Boxer -BB512i, por ejemplo- y los derivados del Testarossa de 1984 son la excepción que confirma la regla). El interior, lujoso y personalizable hasta extremos insospechados, es otro símbolo de la tradición Ferrari.

Ferrari 812 Superfast motor

En el Ferrari 812 Superfast no todo es tradición, por supuesto, hay una elevadísima dosis de modernidad y tecnología, empezando por el motor. Se trata de un V12 de 6.5 litros que desarrolla 800 CV y exhibe un rendimiento de 123 CV/litros. Sí, en un atmosférico que sube hasta casi 9.000 vueltas... La transmisión, por su parte, es otra muestra de la superioridad tecnológica de Ferrari. Sigue siendo un cambio de doble embrague y cuya velocidad de acción ha sido mejorada en un 30 %. De todos modos, con respecto a un F12 berlinetta, la diferencia es imperceptible para el ser humano: estamos hablando de milisegundos.

Ferrari 812 Superfast

Por último debemos mencionar la dirección a las cuatro ruedas, que reduce virtualmente la longitud de la batalla para una mayor agilidad, y la aerodinámica activa. Ésta se compone de unos flaps móviles en la parte frontal del fondo plano y dos branquias encima de las aletas posteriores que canalizan el aire y lo expulsan por encima de los pilotos traseros; una suerte de alerón integrado.

McLaren 720S

Mclaren 720s

El McLaren 720 S, aunque compita en el mismo segmento, es todo lo contrario del Ferrari 812 Superfast. Y no es sólo una cuestión de arquitectura y diseño, es la filosofía que hay detrás. Al McLaren 720S le da igual la tradición: no solamente la historia de los coches de calle de McLaren es muy corta, sino que además el 720S sustituye al 650S, el cual no deja de ser un restyling del MP4-12C. De este modo, la marca puede romper todos los moldes y empezar con una hoja en blanco.

Mclaren 720s Coupe

Por supuesto, la arquitectura de motor central trasero se mantiene, así como el V8 biturbo (de 4.0 litros que desarrolla 720 CV y situado 15 cm más bajo que en el 650S), la caja de cambios de doble embrague de 7 marchas, las suspensiones sin barras estabilizadoras y la ausencia de diferencial autoblocante (McLaren prefiriendo el sistema Brake Steer de reparto de par que frena la rueda interior, como en el McLaren P1).

Mclaren 720s

Por último, debemos hablar del diseño y la aerodinámica del coche. Ésta es mucho más complicada de lo que parece. Los faros, uno de los aspectos del diseño del 720S que menos consenso ha tenido, son el perfecto ejemplo de esa complejidad. En el mismo hueco nos encontramos con los faros LEDs direccionales con una superficie frontal vertical. Según McLaren, esta solución ofrece el campo de iluminación más amplio y eficiente posible.

Mclaren 720s faro

El problema es que crea turbulencias y ofrece resistencia al aire. Por eso, los faros incluyen una toma de aire debajo de los faros y los LEDs diurnos están en una suerte de alerón. Esta combinación mejora la resistencia al aire y, además, provee en aire fresco a los radiadores ubicados justo detrás. Podríamos seguir con la escultura de arte moderno que son las puertas o cómo el alerón trasero actúa también a modo de aerofreno, pero eso será para otro día.

Peso en vacíoMotoresTransmisiónPotencia máximaPar máximo0 a 100 km/hV-max.
Ferrari 812 Superfast1.525 kgV12 atmosférico 6.5LRWD.800 CV a 8.500 rpm718 Nm a 7.000 rpm2,9 s340 km/h
McLaren 720S 1.283 kgV8 biturbo 4.0 LRWD.720 CV a 7.500770 Nm a 5.500 rpm2,9 s341 km/h

Qué les diferencia

Las cifras de potencia y prestaciones no lo son todo. Sobre el papel, ambos superdeportivos son muy similares y ofrecen lo mismo, tanto en aceleraciones, velocidad máxima, lujo y prestigio. Sin embargo, la clientela de uno y otro no buscan lo mismo. Dejando de lado el especulador de turno, a ese nivel de gama, lo que también se compra es un intangible.

Ferrari 812 Superfast

El Ferrari 812 Superfast es el último representante de una noble casa italiana con mucha tradición en el que la tecnología actual se disfraza de tradición, mientras que el McLaren 720S es el nuevo integrante de la nobleza, el que debe demostrar que está ahí por sus méritos. Y es que para hacerse un hueco debe esforzarse más que los otros -ya que no tiene tradición, es decir, imagen de marca sobre la que apoyarse- por eso lo da todo por la tecnología. De hecho, la firma inglesa ha hecho de la tecnología su seña de identidad (no en vano, McLaren Applied Technologies es uno de los estudios de ingeniería más respetados del mundo).

Mclaren 720s Coupe

Al final, que se opte por el 812 Superfast o el 720S, es una cuestión de afinidad con lo que representa cada uno. Es decir, hasta qué punto te atrae uno u otro por cuestiones meramente intangibles. ¿Y el comportamiento dinámico en todo esto? Es muy probable que ambos se impongan como referencias en ese apartado, pero no es tan importante para una buena parte de su clientela que ya ha comprado uno u otro sin antes siquiera sentarse a bordo.

En Motorpasión | Estas son 13 de las bestias de ensueño que se han presentado en Ginebra, y son carne de póster

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos