Compartir
Publicidad

Autobello Madrid 2011: Lamborghini Aventador, Ferrari Enzo...

Autobello Madrid 2011: Lamborghini Aventador, Ferrari Enzo...
68 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado martes día 28 de junio, tuvo lugar una cita ineludible para los amantes de los coches en la capital de España. Se trataba de la cuarta edición de Autobello, un certamen dónde se reunen algunos de los mejores coches de España y en esta ocasión también piezas únicas de relojería. Y en Motorpasión estuvimos allí.

La cita era en el restaurante Casa de Mónico, a las afueras de Madrid. La tarde calurosa, animó a muchos aficionados a los coches a acercarse hasta la puerta del recinto para ver las joyas que por allí pasaban y entraban bajo invitación al evento. Teníamos dudas sobre en que coche acudir, ya que un evento de estas características necesita un coche que esté a la altura.

Intentamos conseguir un Mercedes SLS AMG, ya que consideraba que daba la talla por su aspecto elegante y deportivo al mismo tiempo, así como porque se trata de una de las mejores reediciones de un coche clásico de la historia. Por desgracia el que podíamos tener “a mano”, no estaba disponible.

Así que fuimos en un Porsche 911 Turbo, para mi el coche deportivo por excelencia. Es un mito del mundo del automóvil, ampliamente galardonado a lo largo de los años, y uno de los coches más efectivos del mundo que permite utilizarlo sin problemas a diario. ¿Queréis saber con que coches compartimos el cesped de Autobello?

Autobello Madrid 2011

Cuando llegué a la puerta, me dio bastante vergüenza ser fotografiado por la tremenda marabunta de spotters que se agolpaban en la puerta. Nada más entrar, me preguntan si voy a exponer el coche en el cesped. Aunque no era mio, sino de mis amigos de Drivex, me dijeron que me animase y lo pasase a la zona de exposición. Y así lo hice.

Con cuidado para no rascar los bajos del coche, me dirijo hacia la zona de cesped. Una persona de la organización me indica que debo aparcarlo justo en uno de los fondos de la derecha, al lado de otros Porsche. Cuando llegué a mi lado solo había un Porsche 911 y un precioso Porsche Boxster Spyder, pero pronto comenzaron a rodearnos otros Porsche.

Autobello Madrid 2011

El Porsche 911 Turbo con el que acudí no era un Turbo cualquiera. Tenía un nivel de personalización que lo hacía único. Se trataba del Porsche 911 Turbo anterior al último lavado de cara, y equipado con el cambio de marchas Triptronic. Este último parece del siglo pasado si lo comparamos con el PDK del Porsche 911 Turbo Cabrio que probamos recientemente (Porsche 911 Turbo, prueba: parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4).

El color exterior era negro, sin duda un color muy acertado para los que quieran pasar más desapercibidos. Es elegante, deportivo y discreto al mismo tiempo. Y las llantas de la anterior generación, con cinco palos triples cromados, son una auténtica obra de arte, unas de las llantas más conseguidas en la historia de Porsche.

Autobello Madrid 2011

La unidad en cuestión llevaba frenos carbonocerámicos, y por tanto las pinzas de freno venían en color amarillo. A juego con este color, los cinturones de seguridad, las costuras de todo el habitáculo y las esferas de los relojes, le daban un toque deportivo y diferenciador respecto al resto de 911 Turbo.

Por último, en el interior la fibra de carbono estaba por todas partes: palanca del cambio, tirador de freno de mano, parte delantera del salpicadero, umbrales de las puertas. En éstos últimos, las letras Turbo se iluminaban por la noche. ¿Es el coche perfecto? Si no fuese por el cambio Triptronic, me atrevería a decir que si.

Autobello Madrid 2011

Comienzan a llegar los coches a Autobello Madrid 2011

Cuando entré en el recinto ya había algunos coches. Me doy una primera vuelta, contemplando como todas esas máquinas lucían bajo el cesped sin inmutarse por el tremendo calor. Vi un Pegaso, un Saab Coupé (no se exactamente el modelo) deportivo, un buen número de Porsche…

Y en ese instante se escucha un rugido en la puerta, que hizo que todos los presentes se girasen. No podía creer lo que veían mis ojos, un Ferrari Enzo hizo aparición por la entrada. Se trataba de una unidad de color amarillo, personalizada con vinilo negro mate por el centro. Espectacular su estampa pasando poco a poco por el centro del pasillo de tierra, para dirigirse a la zona de los Ferrari, situada al fondo.

Autobello Madrid 2011

El coche lo conducía un afortunado hombre, mayor y orgulloso de lo que llevaba entre las manos. Es más, cuando llegó a la zona de aparcamiento de Ferrari, lo situó en el centro. Antes de bajarse, se encargó de pegarle una docena de acelerones en vacío, haciendo resonar el V12 por todo el recinto.

Así se hacía notar, y más lo hizo cuando nada más bajarse, con cara de chulería y mascando chicle con la boca abierta (tener dinero no equivale a tener educación), le dijo al dueño del coche que tenía al lado: “eso es chatarra. Ahora voy a por el otro“. Me recordó más a una escena de Matías el Humilde que a lo que me esperaba del dueño de un Ferrari Enzo.

Autobello Madrid 2011

Y a los dos minutos, el mismo personaje en cuestión apareció al volante de otro Ferrari mítico, en este caso un Testarossa también amarillo. Entre el resto de Ferrari que destacaban en Autobello, un par de Ferrari 458 Italia, un Ferrari F430 Scudería y un precioso Ferrari F50 con matrícula inglesa.

Ferrari F430, California y un Testarossa negro mate con un kit de carrocería espantoso completaban el elenco de los modernos Ferrari. En cuanto a antiguos, destacar un 250 GTO de color azul marino, aunque a decir verdad no soy especialista en clásicos y no se decir si era original o una réplica.

Autobello Madrid 2011

Otras joyas en Autobello

Me gustó ver el nuevo Bentley Continental GT y el Rolls-Royce Ghost llevados allí por la gente de Royal Crown Motors. Este último sigue teniendo detalles únicos pensados para el máximo confort de los ocupantes, como las puertas traseras de apertura con bisagra atras (se pueden abir o cerrar de forma independiente las puertas delanteras y traseras) o el paraguas que se esconde en la puerta delantera y sale hacia fuera solo con pulsar un botón. Otro nivel.

Autobello Madrid 2011

En una de las esquinas también había una buena representación de Abarth. Estaban los modelos actuales, acompañados de un 600 Abarth antiguo que daba el toque retro a ese rincón. Y es que a pesar de ser coches alcanzables para la mayoría, también tienen un toque premium que les permite encajar a la perfección en un evento como Autobello.

Autobello Madrid 2011

Poco a poco, los Lamborghini iban llegando. Gallardo, Gallardo Spyder, Murciélago. Incluso un Murciélago al que los dos tubos de escape se le habían multiplicado por dos se dejó ver por allí. Todos se iban colocando en torno a una tarima cental, como esperando la llegada de un líder. Tenía sospechas de que se trataría de un Reventón, ya que en un concesionario de coches de lujo de Madrid tienen una unidad de las cinco fabricadas del Lamborghini Reventón Roadster.

Pero no fue esta la estrella de la noche llegada de Sant´a Agata, sino su última novedad, el Lamborghini Aventador. Si no me equivoco se trataba de la primera unidad que había llegado a nuestro país, en un precioso color negro con las llantas también en negro. Hizo su aparición el último, de ahí que la única foto no permita apreciar con claridad toda su belleza, pero fue uno de los que más expectación creó.

Autobello Madrid 2011

Entre los otros coches que destacaban en Autobello, el Aston Martin Rapide y el Cygnet, el Jaguar E-Type junto con el espectacular Jaguar XKR-S. Había visto este último en el Salón de Ginebra y me había gustado, pero en persona y en la calle, en el color negro que lucía en Autobello, sencillamente impresionante. Poco tiene que ver con un sobrio y soso Jaguar XK normal.

Una vez más no me gustó la presencia de coches “preparados y tuneados” en el cesped de Autobello. Un Corvette con un exagerado kit de carrocería, todo un elenco de Porsche Cayenne, Cayman y Boxster en llamativos colores mate. Por muy prestigiosas que sean sus preparaciones, creo que desentonan por completo en un concurso de elegancia como este.

Autobello Madrid 2011

Y por lo demás, se vivió un buen ambiente en la edición 2011 de Autobello, un evento que con el paso de los años va consolidándose como una de las citas clave del año. Muchas caras conocidas del mundo del motor se dejaron ver por allí, pero mientras comenzaba la cena de gala, decidimos irnos a disfrutar del Porsche 911 Turbo por las carreteras de la sierra de Madrid. El año que viene, habrá que ver con que coche vamos.

Más información | Autobello
En Motorpasión | Autobello 2009

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos