Publicidad

La pista cubierta más larga del mundo para pruebas de coches autónomos está a punto para el estreno

La pista cubierta más larga del mundo para pruebas de coches autónomos está a punto para el estreno
Sin comentarios

La pista de pruebas cubierta para coches y vehículos autónomos más grande y larga del mundo estará pronto lista. Concebida por AstaZero, firma independiente especializada en entornos de prueba para este tipo de tecnologías, está ubicada en Suecia y se espera que esté lista el próximo mes febrero.

AstaZero, asociada con marcas como Volvo y Scania, ya estrenó hace unos años una pista de pruebas para coches autónomos y sistemas de asistencia a la conducción. Pero a diferencia de ésta, la nueva que se está construyendo va cubierta, lo que permitirá probar los vehículos a cualquier hora del día e independientemente de las condiciones climáticas.

Como la primera, la nueva pista cubierta se sitúa cerca de Gotemburgo, concretamente en Hällered a las afueras de Borås. Esta instalación contará con diferentes entornos de tráfico, permitiendo testar sistemas de asistencia a la conducción, así como vehículos autónomos, en un entorno seguro, como ocurría por ejemplo con Toyota City, la ciudad fantasma con la que la firma nipona prueba estas tecnologías, aunque en su caso también es abierta.

Esta nueva instalación está respaldada por el programa de transporte sostenible de la región de Västra Götaland, contando con una inversión de 10 millones de coronas, unos 980.560 euros al cambio al actual.

Apta para coches, camiones y autobuses

La pista de pruebas cubierta para coches autónomos de AstaZero

Esta nueva pista de pruebas cubierta de AstaZero medirá 700 metros de largo y 40 metros de ancho, contando con una parte central de 140 metros de longitud y 60 metros de anchura. Además, la altura del techo se sitúa en los 4,6 metros, por lo que podrá albergar pruebas para coches así como de vehículos industriales (camiones y autobuses).

Según señala AstaZero, tanto los coches autónomos como los sistemas de asistencia a la conducción operan con cámaras, sensores y radares, que deben probarse y verificarse en condiciones de iluminación repetibles, como la retroiluminación o las sombras.

Así, la ventaja de esta instalación es que puede hacerse de manera exacta y con independencia de las condiciones lumínicas exteriores y las duras condiciones climáticas del país escandinavo, donde suelen estar presentes la lluvia y la nieve o las pocas horas de sol. Así se aceleran los test y procesos de prueba y verificación, ya que no dependen de las circunstancias del entorno.

La pista de pruebas cubierta para coches autónomos de AstaZero

"Los sistemas de seguridad del presente y futuro a requieren una enorme cantidad de pruebas, lo que significa trabajar las 24 horas del día, los 365 días del año. Con nuestra nueva pista cubierta, proporcionaremos pistas de carretera secas y con luz diurna a las 03:00 de una noche de noviembre", señala Peter Janevik, director ejecutivo de AstaZero.

En ella Volvo y Scania probarán en ella sus vehículos. La firma escandinava, siempre a la vanguardia de los sistemas de seguridad, también ha estrenado recientemente un avanzado simulador de conducción apoyado en realidad virtual, para el desarrollo de sistemas de conducción autónoma, que posteriormente podrá testar en esta nueva pista.

Las fotos utilizadas para ilustrar el artículo corresponden a la pista de pruebas abierta de AstaZero

En Motorpasión | LIDAR sí o LIDAR no. Esa es la cuestión, con los sensores que dominarán los coches autónomos

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio