Volvo AstaZero: el nuevo circuito de pruebas para coches autónomos en Suecia

Volvo AstaZero: el nuevo circuito de pruebas para coches autónomos en Suecia
4 comentarios

Os lo hemos contado ya alguna vez: Volvo se marcó como objetivo en el año 2007 que para 2020 ninguna persona falleciese o resultara herida grave en sus coches, por la vía de evitar que los vehículos choquen, y en esas sigue. De ahí nace su interés por los sistemas de seguridad de ayuda y asistencia a la conducción y por los sistemas de conducción autónoma, que ayudan a prevenir accidentes, por ejemplo solventando los despistes del conductor.

Ahora la marca sueca anuncia que abre un nuevo circuito de pruebas para esos sistemas de ayuda (por ejemplo de detección de peatones y clicistas o de frenado automático) y para coches autónomos, lo ha llamado AstaZero. Asta por Active Safety Test Area, para poner a prueba los sistemas de seguridad activa, y Zero por cero siniestros. El circuito se encuentra a las afueras de Gotemburgo, donde Volvo tiene su sede.

volvo-astazero-3.jpg

Dice Volvo que AstaZero es el primer circuito de pruebas a escala real para investigar, desarrollar y probar las soluciones de seguridad vial del futuro. En fin, esto es un poco difícil de asegurar, ya que por ejemplo Toyota creó en 2012 una ciudad fantasma llamada Toyota City, con calles, carriles, cruces, semáforos, señales, etcétera.

Todo esto para poner a prueba los sistemas de ayuda a la conducción y similares, en diferentes condiciones, en seco o con lluvia, tanto para comprobar el correcto funcionamiento de los sensores (radares, lídares, cámaras), como de la reacción de los mismos a tiempo. Según las condiciones, los coches podrán ser conducidos por pilotos de pruebas o bien por sistemas robotizados, para las situaciones más peligrosas.

volvo-astazero-1.jpg

Eso sí Volvo AstaZero ocupa una superficie bastante mayor que Toyota City y parece más completo. Si aquella ocupaba unos 35.000 metros cuadrados, AstaZero ocupa 2 millones de metros cuadrados, de los cuales unos 250.000 metros cuadrados están pavimentados.

Ha supuesto la inversión de 500 millones de coronas suecas, que al cambio vienen a ser unos 54,57 millones de euros, fruto de la colaboración del mundo académico, industria automotriz y administración. Se divide en cuatro áreas temáticas que simulan condiciones reales de conducción y tráfico.

volvo-astazero-6.jpg

Cuatro áreas temáticas

Carretera secundaria rural, esta carretera, más estrecha, de doble sentido y con curvas, sirve para poner a prueba los sistemas frente a situaciones inesperadas. Tiene dos cruces en T, un cruce completo, dos paradas de autobús y corredores de animales.

Así se puede hacer que se asome por sorpresa otro coche en uno de los cruces, que se incorpore un autobús o que irrumpa en mitad del carril un animal (por ejemplo un Alce). Se pone a prueba la detección y reacción del sistema con el frenado y esquiva automáticos. Esta carretera configura la pista perimetral del circuito y tiene una longitud de 5,7 km.

volvo-astazero-4.jpg

Zona urbana, se han construido nueve manzanas en damero que simulan los cruces de cualquier ciudad, y se han levantado cuatro fachadas de edificios, a modo de trampantojo. Hay pasos de peatones, rotonda, semáforos, stops y cedas.

Uno se puede encontrar cambio en el número de carriles, también diferentes pavimentos, zonas mejor y peor iluminadas y carril bus y carril bici. Sirve para probar los coches junto con otros usuarios de las calles, como otros coches, pero también ciclistas, peatones, motos, etc.

Carretera de varios carriles, aquí se pretende simular una autovía con varios carriles por cada sentido de circulación, y probar los cambios de carril propios, la distancia de seguridad, etcétera, y también la reacciones de los sistemas de ayuda y de conducción autónoma frente a coches que cambian de carril. También srive para poner a prueba las caravanas, retenciones y atascos de tráfico.

Carretera de alta velocidad, consiste en dos pistas rectas para poner a prueba la aceleración y las maniobras a alta velocidad, que tienen continuidad con la carretera de varios carriles. En la zona central una explanada en la que se inscribe un círculo de 240 metros de diámetro permite simular maniobras más complejas y con más vehículos involucrados.

Las diferentes pistas se complementan con un edificio que sirve como centro del complejo, con un pequeño taller, zona para procesar los datos y resultados de las pruebas y zona de reunión, entre otros servicios.

volvo-astazero-5.jpg

En Motorpasión | El nuevo Volvo XC90 estrenará frenada autónoma en las intersecciones y protección contra salidas de vía

Temas
Comentarios cerrados
Inicio